Martes, 6 Julio 2010

Azotes y lujo en la ciudad de Valencia

Dicen que la poesía es el peor de los negocios, y no lo negaremos. Si hay gente que paga 100 euros por unas zapatillas, los hay que lo hacen por una edición. Es cuestión de prioridades.