Martes, 11 Enero 2011

Komplott: la sensualidad y el misterio de las joyas en Valencia

por Alberto R.
La ropa es necesaria, pero no lo son tanto los complementos o los accesorios; tal vez por eso las joyas y la bisutería fascine tanto a tantas personas, y tal vez por eso esta joyería resulta llamativa
Ese puntito de frivolidad y poca practicidad que tienen los pendientes o un anillo, el plus de coquetería que hace que se resalten unos ojos o el óvalo de la cara, es lo que en muchas ocasiones nos fascina. Las joyas esconden todo un misterio que nos habla de la persona, tanto si lleva como si no.

Si pocas veces vemos con ropa estridente a una persona que normalmente es muy sobria en el vestir, esta regla se convierte en la excepción con la bisutería. Tal vez por el tamaño, o tal vez por ser piezas más delicadas que cualquier otra cosa, en un momento dado, a todas las mujeres puede llegar a gustarles aquello por lo que tú nunca apostarías.

Esta marca de joyería no encuentra limitación en sus diseños, ni tampoco en sus materiales, hace gala de toda la imaginación, formas y uniones posibles. Recargada: tal vez, pero siempre fascinante; sino para una, sí para esa persona que conoces que seguro le encantará. Destaca por la gran variedad de sus estilos que, por un lado, son una mezcla de formas mediterráneas y orientales: colores rojos, con azafranes y naranjas que parecen sacados del Tíbet o platas y formas que recuerdan a diseños sacados de cualquier bazar árabe.

Pero no todo acaba aquí, hay un gran variedad de colgantes, collares, adornos para el pelo que recuerdan a los de los felices años veinte y al modernismo, en que lo sensual, el color y las formas animales tanto triunfaban.

No deja indiferente.

En DolceCity Valencia: Komplott

Komplott ( Ver plano )

Calle de Jorge Juan, 21
Tel: 963943188
Web: www.konplott.com

La ropa es necesaria, pero no lo son tanto los complementos o los accesorios; tal vez por eso las joyas y la bisutería fascine tanto a tantas personas, y tal vez por eso esta joyería resulta llamativa.