Martes, 20 Noviembre 2007

En STARBUCKS, el café de Valencia sabe a New York

por Josep Marti
Cuando era un joven estudiante universitario y moraba en la cercana ciudad de Castellón, pude corroborar con sus habitantes lo que todos ya nos temíamos: una ciudad no es una ciudad hasta que no tiene un Corte Inglés. Y ahora que la capital de la Plana ya se ha graduado como ciudad y cuenta con su propio centro de las compras, es Valencia la que debe sentirse como una gran ciudad.

Porque si es el Corte Inglés lo que identifica una ciudad como tal, lo que le pone el cartel de gran urbe es algo mucho más sencillo: un Starbucks. ¿Y eso porqué? Porque las cafeterías Starbucks representan la parte más cosmopolita de EEUU sin llegar a esos excesos siempre fantásticos de Sexo en Nueva York.

Y la verdad es que yo, gran amante del café, debo confesar con gran vergüenza de mi parte (y menos mal que no me lee mi iaia, que no acaba de controlar esto de internet) que a mí me encanta el Starbucks. Porque voy allí, me siento tranquilamente en sus silloncitos queriendo vivir en el Central Perk de Friends, pido esos cafés enormes y terriblemente dulces que saben a cualquier cosa menos a café, sus galletas enormes, me dejo la friolera de 10 pavos en un desayuno para dos... y la verdad es que lo disfruto como un enano.

¿La razón? O bien tiene una calidad mejor de la que yo (y la gran parte de la gente que conozco) le otorga, o soy más snob de lo que pensaba, o realmente me parecen muy muy cómodos esos sofacitos.

En DolceCity Valencia: STARBUCKS

Starbucks ( ver plano )

Calle de Garrigues 2
Tel:
Web: www.starbucks.es

Pido esos cafés enormes y terriblemente dulces que saben a cualquier cosa menos a café, sus galletas enormes, me dejo la friolera de 10 pavos en un desayuno para dos... y la verdad es que lo disfruto como un enano.