Miércoles, 17 Octubre 2007

CARMEN en el Palau de les Arts

por Lola Martínez
Qué mejor manera de inaugurar la Segunda Temporada del coliseo de la música que con la interpretación operística de Carmen. La sublime obra de Bizet, estará dirigida por el maestro Lorin Maazel y Julia Gertseva será Carmen. Pedro Moreno al mando del vestuario, Laura Martínez con la escenografía y José Luis López-Linares en iluminación, son sólo algunos de los grandes nombres que llevan meses trabajando para que todo salga perfecto. Los mejores profesionales para un total de siete conciertos únicos entre octubre y noviembre.

El cineasta Carlos Saura se encargará de la dirección de escena: “En la Carmen del Palau de les Arts en vez de rehuir la españolada nos enfrentaremos a ella”.

La obra, que se estrenó en París en 1875, consta de cuatro actos. El libreto es de Ludovic Halévy y Henri Meilhac y está basado en la obra homónima de Prosper Mérimée. Saura se ha propuesto dinamizar la Carmen que viene representándose desde hace más de cien años. Es algo complicado, pero seguro que lo consigue.

Él mismo comenta que estamos ante una ópera muy compleja porque “Carmen y Don José son dos personajes que viven el uno para el otro, intercambiando personalidades y sexos; Carmen, que es fuerte y decidida y no quiere tener ataduras sentimentales, podría representar perfectamente a la mujer de hoy. Don José, deslumbrado por la mujer y atraído pos su sensualidad, es tímido, delicado, sensible e inexperto en cuestiones amorosas”.

No quiero ser aguafiestas, pero las lluvias de estos días han afectado al sistema eléctrico del teatro. Esperemos que la nueva Temporada empiece con normalidad. La Intendente del Palau de les Arts, Helga Schmidt, nos tiene preparada “una programación ambiciosa y de alto nivel, como se merece el edificio de Santiago Calatrava”, consolidado referente internacional.

Palau de les Arts Reina Sofía ( Ver plano )

Autopista del Saler 1
Tel: 961975800
Web: www.lesarts.com

El Palau de les Arts Reina Sofía, majestuoso edificio diseñado por el arquitecto valenciano Santiago Calatrava, se presenta como una gran escultura de alto contenido simbólico.