Jueves, 14 Abril 2016

Estamos en feria y apetece tomar churros con chocolate, estos son los mejores de Sevilla

por Laura Hojman
Los churros con chocolate son un manjar autóctono que cada vez gana más adeptos por todo el mundo. Como estamos en feria y apetece una de churros, hoy os cuento cuales son los mejores de la ciudad.

Para mí la feria no está completa si no me tomo unos churros con chocolate, ya sea para desayunar, para merendar o a la vuelta de la feria en uno de los puestos. Yo soy fan de los finitos de patata, pero tampoco les hago ascos a los otros. Y como hoy la cosa va de churros, os hablo de dónde podemos tomar los mejores de la ciudad.

Los Especiales

No es que los churros de este kiosko sean especialmente (nunca mejor dicho) que otros. Están muy ricos, por supuesto, pero lo que hace única a esta churrería es su situación en el Puente de Triana, un lugar precioso para disfrutar de un desayuno o un chocolate calentito de madrugada con unas vistas inmejorables.

Kukuchurro

La versión más práctica para tomar churros con chocolate nos la trae Kukuchurro. Con toda la tradición a sus espaldas de la churrería Virgen de Los Reyes y la modernidad de un envase que permite tomarlos por la calle o llevarlos a donde sea sin mancharnos, un inventazo.

El Comercio

Fundado en 1904, este bar de la calle Lineros presume de servir los mejores churros de toda la ciudad. Sus ruedas y sus chocolate caliente son el desayuno y la merienda más solicitada por los clientes.

Churrería Arco del Postigo

Otra de las churrerías con más solera de Sevilla es la que se encuentra junto al Arco del Postigo. El tradicional puesto de Juana los sirve recién hechos, crujientes y te espolvorean azúcar por encima si quieres. Se dice que el mismísimo Rey Juan Carlos los encargaba aquí cuando venía a Sevilla.

 foto: http://www.comidasmagazine.com/

En DolceCity Sevilla: Los Epeciales, Kukuchurro, El Comercio, Churrería Arco del Postigo


El Comercio ( Ver plano )

Calle Lineros, 9
Tel: 670826053
Web: www.barelcomercio.com

El bar El Comercio, fundado en 1904, mantiene intacto su aspecto y su ambiente de principios del siglo XX. Sirve uno de los mejores desayunos de la ciudad, y su especialidad son sus famosos churros con chocolate.