Jueves, 3 Abril 2014

5 restos arqueológicos que pasan desapercibidos en el centro de Sevilla

por Laura Hojman
Puedes haber pasado mil veces por delante de ellos sin percatarte de que son restos de la historia de nuestra ciudad. Hoy os hablo de cinco restos arqueológicos que pueden pasar desapercibidos.
Hoy quiero hablaros de una de mis grandes pasiones, la arqueología, y con ello, de cinco restos arqueológicos que pasan totalmente desapercibidos en el centro de la ciudad. Puedes haber pasado mil veces por delante de ellos sin tener la más mínima idea de su historia, y de repente, cuando la conoces, se te abre un mundo nuevo ante un elemento cotidiano ¿no es esto genial?

Para esta lista he contado con la ayuda de mi amigo Mario, que hace unas recreaciones arqueológicas en 3D increíbles (ya os hablaré de ellas), y de Santiago, un lector que siempre me descubre cosas interesantes. Allá vamos:

1- Calzada romana de la Puerta Jerez

Nunca me había dado cuenta de que en la mismísima Puerta Jerez había un trozo de calzada romana hasta que Santiago (mi amigo lector) me escribió para contármelo. Ese mismo día me planté allí para verlo con mis propios ojos y allí estaba, pasando totalmente inadvertida, como si fuera un trozo de pavimento que se quedó sin asfaltar.

foto: http://culturadesevilla.blogspot.com.es/

2- Columnas de la calle Mármoles
Precisamente, esta calle recibe su nombre por las columnas de mármol allí halladas y que pertenecieron a un templo romano. En total, eran seis las columnas que se encontraron, pero dos de ellas se trasladaron a la Alameda de Hércules (siendo las que vemos hoy en la plaza), y otra parece que se rompió en un traslado.


3- Cisternas de la Alfalfa

Quizá más de una vez os hayáis preguntado qué es esa estructura acristalada situada en la Plaza de la Pescadería. Pues esa estructura esconde nada menos que unas cisternas romanas que abastecían de agua a la ciudad. Lamentablemente, no están abiertas al público, pero en algunas ocasiones especiales del año, se organizan visitas guiadas.


4- Torso de la calle Hombre de Piedra

Ya hemos hablado de este torso en DolceCity, pero por lo curioso de su ubicación no podía faltar en esta selección. Como ya comentamos, es un torso que perteneció a unas termas romanas situadas cerca de este lugar.


5- Muro de la Judería

La judería de Sevilla tuvo una influencia considerable en la ciudad y fue una de las más antiguas de España. Estaba ubicada en la zona del barrio Santa Cruz y Santa María la Blanca. Uno de los pocos vestigios que nos quedan, es un trozo del muro original que la rodeaba. Podéis verlo en la calle Fabiola.