Miércoles, 23 Abril 2014

5 curiosidades sobre las famosas naranjas de Sevilla

por Laura Hojman
Nuestra ciudad no sería la misma sin sus naranjos. Hoy os hablo de algunos aspectos de su historia y curiosidades sobre nuestras famosas naranjas amargas.
Forman parte del paisaje urbano de nuestra ciudad, con su olor nos anuncian la llegada de la primavera y sin ellos, no concebimos la personalidad y fisionomía de Sevilla. Hablo de los naranjos, tan presentes en la historia de la ciudad.

Estamos tan acostumbrados a verlos que quizá haya cosas que no nos hemos planteado ¿Cómo llegaron a Sevilla? ¿Qué se hace con las naranjas que producen? Hoy os cuento cinco curiosidades sobre las famosas naranjas de Sevilla.

1- El origen del árbol del naranjo es chino, y fueron los romanos, quienes a través de sus viajes a la India por el Mar Rojo, las introdujeron en España. Sin embargo, su establecimiento definitivo como árbol ornamental se debió a los musulmanes, quienes lo usaron en los jardines de los patios de Al-Andalus.


2- Sevilla es la ciudad del mundo con más naranjos. En la actualidad hay contabilizados más de 40.000

3- Las naranja que producen estos árboles es amarga, no apta para su consumo directo, por lo que su producción se destina a la elaboración de mermeladas, perfumes o aceites. Con su corteza se aromatiza la ginebra Beefeater o el Cointreau.


4- El mayor consumidor de naranja amarga sevillana es el Reino Unido, de hecho, la “Seville Orange Marmelade” es un indispensable del desayuno inglés. Parece que el culpable de esta afición fue el Duque de Wellington, quien durante la guerra de la Independencia pasó por Sevilla y quedó entusiasmado con el característico aroma de la naranja sevillana. La misma reina Isabel II es una gran consumidora de esta mermelada (dice la tradición que la suya se elabora con las naranjas del Palacio de Dueñas).

5- Cada año se recogen 1,2 millones de kilos de naranjas en las calles de nuestra ciudad. Si quieres probar a elaborar tu propia mermelada al estilo inglés, solo tienes que hacerte con cuatro naranjas grandes, dos limones, agua y azúcar.