Miércoles, 13 Noviembre 2013

El Mercado de la calle Feria más vivo que nunca en Sevilla

por Laura Hojman
En este popular mercado conviven los puestos de alimentación de toda la vida con nuevos y modernos espacios que enriquecen su oferta y su gran actividad.
Ahora que están tan de moda estos mercados gourmet, yo os confesaré una cosa. He ido a muchos, y aunque en un principio la idea me gusta, al final acabo notando algo de impostura en todo esto, algo de un quiero y no puedo e incluso algo pretencioso, no sé si a alguno os habrá pasado lo mismo.

Sin embargo, hay otros mercados que sin proponerse ir de mercado gourmet y sin un gran proyecto detrás, debido a las buenas ideas y el buen hacer de pequeños emprendedores, se han convertido en auténticas maravillas, y ese es el caso del popular Mercado de la calle Feria.


Junto con los tradicionales puestos de alimentos (de muy buena calidad, por cierto), han ido abriendo otros más modernos que incorporan nuevas ideas y nuevos productos, enriqueciendo así a este mercado.

Y es que además de hacer tu compra, en el Mercado de Feria puedes tomarte una tapita de atún de almadraba o mojama de barbarte en el puesto La Almadraba, o aprender a decorar cupcakes, hacer bizcochos o comprar preciosos utensilios de cocina en Suave como Bizcocho.


También puedes llevarte para casa un pan casero y unas mermeladas exquisitas de Mamá Inés, o una riquísima pasta fresca hecha en el día en el puesto de Yolanda Sánchez.

Si te gusta el pescaito frito, una parada en La Cantina es indispensable. Su cervecita y sus tapitas de pescado fresco son todo un éxito.


Y para el postre puedes optar por la opción dulce de Elhada, con sus helados artesanos o por la opción más light de las tapitas de fruta de Mama Fruit.

Todo esto y mucho más concentrado en un mismo mercado de entorno único. Los fines de semana además suele haber actividades. Y además de pasar un rato inmejorable, yendo al mercado estamos apoyando al comercio local. ¿Se puede pedir más?

En DolceCity Sevilla: Mercado de Feria