Lunes, 8 Julio 2013

De vuelta y con detalles de mi boda en Sevilla!

por Laura Hojman
Ya estoy de vuelta de mis vacaciones y os cuento en este post algunos detalles de mi boda y las tiendas y empresas sevillanas en las que los encontré.
Hola!! Ya estoy de vuelta ¿me habéis echado un pelín de menos? La verdad es que antes de meterme en faena tengo que agradecer infinitamente los emails que algunos de vosotros me habéis mandado. ¡Me emocionó muchísimo! Y es que a veces me pasa aquí en Dolce que tengo la sensación de hablar sola, y de repente en momentos como este me doy cuenta de que sois muchos los que estáis ahí esperando nuevos post y recomendaciones, y me tenéis hasta cariño sin conocerme! Así que mil gracias de verdad.

Y ahora lo que voy. He pensado que podría escribir un post sobre detalles de mi boda como vestido, ramo, zapatos y esas cosas y las tiendas en las que los encontré, así si hay´chicas casaderas leyéndome o no casareas pero se os antoja algo, sabréis dónde lo podéis encontrar.


Pues voy a empezar con el vestido, ahí estoy yo! La foto es un poco chunga porque aun no tengo las oficiales y está hecha con el móvil pero al menos os hacéis una idea. El traje era todo de tul, sencillito y muy romántico, de Luna Novias.


Lo del ramo fue una odisea, porque d-tallo, la empresa a la que se lo encargué, me hizo una faena enorme que como soy demasiado buena persona me reservaré. El caso es que tuve que ir el mismo día de la boda desesperada a otra floristería a ver si podían hacerme algo y tuve la suerte de dar con Ramillete y con el gran profesional Victor Márquez, que ante mi estado de desesperación me dijo "No te preocupes y ven aquí, que voy a hacerte el ramo de tu vida".

Dicho y hecho, en un ratito y con lo que tenía en la tienda en ese momento me hizo este maravilloso ramo tal y como yo lo quería, un poco silvestre y con tonos muy alegres. Gracias Victor porque eres una maravilla y tienes un gusto exquisito.


En el pelo llevé un tocado de estilo un poco vintage de Ani Burech, con brillantes y hojitas blancas, que cuando tenga las fotos buenas os enseñaré mejor, porque era precioso.


Los zapatos tenía claro que no quería que fueran los típcos de novia (que solo puedes usar una vez en la vida), y elegí estos de piel color salmón y tacón dorado de la firma italiana Ash, que compré en Belle de Jour.


En cuanto a las alianzas, también me decanté por algo diferente. La mía, con un corazoncito, es de Aristocrazy. Y la de Guille, lisa es de Art-Joy en Córdoba.


Y por último los regalitos que dimos a nuestros invitados, que fueron totalmente hechos a mano por nosotros. Hicimos unos discos con nuestras canciones de amor favoritas y fabricamos una carátulas con papel craft y washi tape. ¡Fueron todo un exito!

Pues hasta aquí los detalles del bodorrio, sólo agregar que fue algo sencillo pero muy emotivo y divertido. ¡Un fiestón!