Jueves, 31 Diciembre 2009

Goodbye 2009, Welcome 2010

por Sara Aguilar
El último día del año es momento de hacer balance de todo lo que ha sucedido en el año que hoy despedimos y de planear la mejor forma de afrontar el año que estamos por estrenar
Después de unas semanas de lluvias, a lo que por cierto aquí estamos bastante poco acostumbrados, parece que el último día del año nos ha dado un respiro y sale el sol, algo que me alegra porque en este día siempre hago balance del año y un poco de sol ayuda a verlo todo con un poco más de optimismo.

Para mí este año 2009 ha sido un año de retos tanto en el trabajo donde me he atrevido a lanzarme con proyectos propios como en mi vida personal donde por fin me he independizado, descubriendo algo que ya sospechaba pero que no quería reconocer y es que no es lo mismo vivir “independientemente” cuando eres un Erasmus que “en la vida real”.

Ahora que echo la vista atrás creo que el 2009 lo recordaré como un año importante y quizás un punto de inflexión en el que he plantado semillas que espero empiecen a dar su fruto en el próximo 2010.

¿Qué espero para el 2010? La verdad es que no me gusta exigirle demasiado al año entrante tan pronto, quizás por un poco de superstición, pero en líneas generales le pido quedarme como estoy, aunque claro toda mejora con respecto al pasado será siempre bien recibida.
En cuanto a los propósitos para este nuevo año, ufff ya me conozco de sobra y sé que pocas de las típicas promesas que me hago por estas fechas llegan más allá del mes de febrero, así que en realidad este año me prometo no dejarme llevar por la corriente y ni apuntarme al gimnasio, ni proponerme mejorar el inglés.

En general os deseo a todos que este nuevo año os traiga la sabiduría y la fuerza necesaria para saber sacar incluso de los momentos menos buenos experiencias positivas que os ayuden a mejorar en el futuro

¡FELIZ 2010!