Lunes, 11 Marzo 2013

Au revoir DolceCity París

por Marta Reig
Tras 3 años de vida, DolceCity París llega a su fin. Me despido de vosotros, queridos lectores, esperando sinceramente que volvamos a encontrarnos muy muy pronto. ¡Gracias por leerme!
Hace ya casi 7 años que escribí mi primer post en TopMadrid, web que se acabó convirtiéndose en DolceCity Madrid, primer blog de la red de DolceCity. La casualidad quiso que ese primer post tratara sobre una tienda francesa, ya que en 2010 me instalé en París y acabe escribiendo casi únicamente sobre boutiques francesas en este blog gracias a la posibilidad que me ofrecieron desde DolceCity. Estos años me han permitido explorar y conocer muy a fondo dos ciudades por la que siento una gran pasión: Madrid, mi ciudad de origen, y París, ciudad en la que vivo actualmente.

Foto de Pinterest (Mi Petit Madrid)

El trabajo de escritor freelance no siempre es fácil. Escribir desde casa requiere ser muy constante, tener una gran capacidad de organización, mucha fuerza de voluntad y unas ganas tremendas. Además hay que elegir temas atractivos, que interesen a los lectores y, lo que es más importante, al propio escritor. Y esta es la parte que más valoro de mis jefes de DolceCity: la libertad que siempre han concedido a todos los escritores a la hora de elegir los temas sobre los que escribimos. Nunca se nos ha impuesto un tema, ni siquiera sugerido, me atrevería a decir, y de hecho una de las condiciones para escribir en DolceCity es hacerlo sobre aquello que te gusta. Creo que gracias a esto es una web diferente, a medio camino entre una agenda de planes de una ciudad y un blog personal.


Esa obligación de estar informada de lo que sucede en cada ciudad me ha ayudado a convertirme en una "experta" en Madrid o París. Y lo cierto es que me encanta saber que conozco casi todos los rincones de la ciudad, y cuanto más conozco, más ganas tengo de descubrir nuevos secretos. Por supuesto hay que ser muy curioso y creativo, y buscar debajo de las piedras. Me sé de memoria todas las webs especializadas, no hay establecimiento en el que entre sin salir con la tarjeta, si me gusta una tienda me puedo tirar un buen rato hablando con sus dueños. Voy por la calle y hasta apunto direcciones web que veo escritas en farolas o paredes (que las hay…) Nunca se sabe como han llegado hasta allí y pueden esconder una brillante iniciativa. Mis amigos y familia son también una gran fuente de inspiración, siempre aportando ideas y acordándose de mí cuando descubren algún sitio nuevo.



Pero sin vosotros, queridos lectores, este blog no tendría vida. No os veo y no os conozco, pero me encanta imaginarme cómo sois, desde que ciudad me leéis y que estáis haciendo cuando tenéis mis artículos delante. A veces me ruborizo al pensar que me meto en las vidas de personas desconocidas, pero mentiría si dijera que no me gusta.


Hoy DolceCity París llega a su fin, y este es el último post que escribo en este blog. Como os podéis imaginar, después de 7 años escribiendo no me puedo ir sin más, así que me gustaría invitaros a visitar mi blog personal, Oh lá lá, en el que escribiré todas las semanas sobre París, pero también sobre otros temas que igualmente me apasionan: la moda, la decoración, el diseño o la fotografía. También podéis seguir mi cuenta de Pinterest, donde reúno en carpetas un montón de imágenes que me sirven de inspiración para escribir.


Nuestra página de Facebook Me gusta París seguirá activa y la gestionaré yo, prometo seguir informando de todo lo que se cuece en París.


Me despido de vosotros, esperando sinceramente que volvamos a encontrarnos muy muy pronto. Merci... et ¡au revoir!