Miércoles, 27 Julio 2011

La poesía involuntaria de las fotos de Google Maps Street View

por Marta Reig
Este artículo esta dedicado a la curiosa e impremeditada belleza de las imágenes tomadas por un cámara de Google. Fotos que, sin ningún tipo de pretensión artística, desprenden una lirismo excepcional
Parece un fotograma de una peli...

En varias ocasiones me he visto obligada a recurrir a Google Maps para encontrar fotos de los lugares de los que hablo en este blog. La primera vez que lo hice pensé que la foto quedaría un poco cutre, pero cual fue mi sorpresa al ver que las imágenes publicadas daban perfectamente la talla, y que ilustraban mis artículos de la manera esperada (no de una manera artística, sino más bien informativa). En utilizado fotos de Google en todos estos artículos: Antoine et Lili, Una casa falsa en París, COS, Le Relais Gascon, La Maison Gatti, La Mejor Baguette de París

Curiosa perspectiva en una calle de Montmartre, detrás del Sacre Coeur

Últimamente he navegado mucho por Google Maps, buscando fotos para mis artículos, pero también ese restaurante que, al pasar por delante, me pareció que tenía buena pinta, la casa de un amigo, esa tienda a la que quiero ir... Mi hobbie llega hasta tal punto que soy incapaz de mirar un mapa de un modo práctico, siempre necesito pasar al modo Street View para ver "en vivo" el lugar al que me dirijo.

Encuadre de postal

Me resulta práctico, y además me encanta encontrar cosas curiosas por casualidad y hacer capturas de pantalla de puntos de la ciudad que me resultan interesantes. Estas fotos se han tomado sin ninguna pretensión artística, pero esto es precisamente lo que les da ese toque de inusitada espontaneidad.

Un día tranquilo en el Sacre Coeur

Son fotografías que retratan la verdadera cotidianidad de la ciudad: gente que pasea con bolsas del BHV, turistas en grupo haciendo fotos, parisinos en bici, gente sentada en cafeterías, comerciantes abriendo sus tiendas, enamorados besándose, barrenderos trabajando ... las cosas simples de la vida cotidiana.
Al fondo, la Place Vendôme

Otras veces son imágenes borrosas donde aparecen y desaparecen cosas, donde hay carteles deformes y gente con la cara borrada. Pero son errores que hacen las fotos más genuinas aún, son como las que se hacían antes con cámaras analógicas, cuando lo normal era llevarte alguna sorpresa al recoger tus fotos reveladas, cuando existían errores bellos.


Rue des Rosiers, una señora con su perro

Todas estas fotos las he capturado en Google Maps, y han sido tomadas con un objetivo puramente práctico, pero ¿no resultan increíblemente poéticas?