Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Puedes obtener información más detallada al respecto aquí


  

lunes, 9 octubre 2017

De safari fotográfico por Madrid con ChuloType

por Jano Remesal

Hacer un safari por el centro de Madrid es posible, y con total seguridad... pero un safari tipográfico ojo. El arte de las letras tiene mucho que enseñar en la capital.

Con ese nombre tan... chulo, ChuloType es una asociación pensada para la difusión de la cultura tipográfica, es decir, para la difusión de todo lo que tiene que ver con las letras y la escritura, dicho de otro modo.

Durante todo el año, y con una periodicidad no necesariamente periódica, organizan eventos y actividades para crear espacios de encuentro entre los apasionados de las letras, para difundir  todo tipo de contenidos, novedades e iniciativas de interés tipográfico.

Y sin duda la más apetecible de esas actividades para todos los públicos es su safari tipográfico. Dicen safari y no visita o paseo porque de lo que se trata es de "cazar" tipografías por el centro de Madrid. Por un precio mínimo y concluyendo quien quiera la visita o paseo en un bar tomando una cervecita, se trata de patear calles y plazas en busca de la tipografía más sorprendente, más novedosa, más rompedora, o simplemente una tipografía en la que nunca te habías fijado.

Recorren Madrid descubriendo rótulos, carteles, anuncios e historias en general de nuestras calles de una forma amena y divertida, muy explicativo y muy fácil para que todo el mundo pueda aprender y ninguna pueda aburrirse.

Se trata de un mundillo desconocido, por lo que no sería de extrañar que estos paseos fuerna el pistoletazo de salida a una relación de cualquiera de vosotros mucho más fuerte con la tipografía, por ejemplo a través del resto de actividades que organiza esta asociación.

En DolceCity Madrid: ChuloType


lunes, 22 mayo 2017

La Capilla Sixtina de Madrid está en la iglesia de San Antonio de los alemanes

por Jano Remesal

Sobria por fuera, espectacular por dentro. Seamos creyentes o no, es una de las visiones arquitectónicas más llamativas de la capital, solo por eso merece la pena.

El arte sacro puede ser muy espiritual para unos, mucha gente puede ser más allá de lo que artísticamente significa, pero incluso cuando no es el caso, aporta grandes obras a la humanidad. Es el caso de varias iglesias, conventos o monasterios de Madrid.

En este caso no lo parece al ver la iglesia por fuera, sobria, de ladrillo visto, como muy moderna, parece que no tiene nada que aportar. Pero todo cambia al cruzar su puerta y mirar al techo: aparece ante los ojos del visitante el que quizá sea el fresco más impresionante de todo Madrid.

Dada del S. XVII y fue pintado por varios artistas, todos top de la época, para explicar varios episodios de la vida de San Antonio de Padua. La pintura es a todo color y con tamaño monumental, de suelo a techo. Además las diferentes esculturas que rodean al fresco hacen que el conjunto tenga una perspectiva tridimensional muy imponente.

Lo mejor, lógicamente, es informarse antes de las ceremonias que tienen lugar en el recinto, para poder admirar la obra en todo su esplendor y sin molesta a nadie. Además está en pleno centro, por lo que puede ser simplemente un paso más en una tarde de eventos varios por la zona. Si además encontramos alguien dentro que nos pueda contar la historia de la iglesia, el porqué de su nombre, la experiencia será completa (sólo diré que fue fundada con el nombre de San Antonio... de los portugueses, así que algo hay).

Un plan diferente, rápido y gratuito por una zona por la que seguro que todos hemos pasado mil veces pero que no sabíamos que nos ofrecía tanto.

En DolceCity Madrid: San Antonio de los alemanes

viernes, 5 mayo 2017

Family Thyssen acerca el arte a los niños en Madrid

por Jano Remesal

Una visita guiada pensada especialmente para los más pequeños, y además en inglés. Matas tres pájaros de un tiro: aprenden arte, practican inglés y se divierten.

Dicen los que saben sobre educación infantil que el arte debe formar parte de la niñez sí o sí. Despierta nuestros sentidos, incluido el sentido crítico, y además si desde pequeños convivimos con lo artístico, seguro que de mayores seremos unos artistas.

El Museo Thyssen Bornemizsa está de acuerdo con eso, y lanza un montón de actividades para niños constantemente. Lo mejor es estar atentos a su web, cuando menos te lo esperes puede surgir un planazo con niños. En este caso además juntan planazo educativo, planazo de idiomas y planazo de risas en general.

La idea es hacer una visita guiada íntegramente en inglés (con un nivel de inglés adaptado a los niños, que con el nivel que hoy traen del cole les será suficiente). Se explican los cuadros, se debate sobre los autores, se cuentan anécdotas... la intención es que los más pequeños se metan en el papel de guías de sus propios padres y participen de la actividad, para nada es una de esas visitas guiadas aburridas de los colegios. Lo organiza el museo junto con la agencia de viajes y tiempo libre Pangea.

Es de seis a doce años, y aunque acabad de terminar una sesión de visitas, seguro que dentro de poco se abre de nuevo la inscripción para una nueva temporada. La duración aproximada es de una hora y media, y al menos hasta ahora eran por la mañana, a media mañana, sin mucho madrugón que estamos en fin de semana.

Tanto los padres como los niños participan, se crea un ambiente de colegueo entre todos porque los guías son especialistas no sólo en lo que explican, sino en explicarlo.

En DolceCity Madrid: Family Thyssen

viernes, 21 abril 2017

Cine independiente en la sala Arte&Desmayo de Madrid

por Jano Remesal

Madrid está plagado de pequeñas salas de teatro donde casi a diario se representan obras por actores aficionados, amantes de la escena, que merecen mucho la pena.

La capital de España es también para muchos la capital del teatro en nuestr país. No solo porque tiene varias de las salas más conocidas y grandes del territorio nacional, no solo porque constantemente aquí se estrenan las obras más esperadas y actúan los actores más famosos, sino también por su círculo de pequeñas salas independientes.

Hay muchos nombres que podrían encajar en esta categoría pero especialmente esta sala cumple con todos los requisitos: apenas 100 metros cuadrados, espacio multidisciplinar, actores independientes, contratación por tiempo limitado.. las sorpresas están aseguradas.

Lo mejor es pasarse por su página web y ver qué se cuece en los próximos tiempos en la sala, y si gusta, probar, porque seguro que merece la pena. Este tipo de salas están siempre habitadas por amantes auténticos del teatro, la danza, la música, la coreografía o lo que toque, siempre con ganas de dar lo mejor de sí, y el nivel suele ser alto.

Además de ir a ver lo que allí se representa, también se puede ir a comprobar si encaja con lo que busquemos para un evento privado, pues se alquila por días sueltos. Se trata de una sala cómoda, bien acondicionada y que puede servirnos para casi cualquier cosa que tengamos en mente. De precios, mejor preguntar.

Estamos por tanto ante una de esas iniciativas que marcan el pulso cultural de una ciudad, que demuestran que está viva. Ojalá este tipo de espacios tuvieran más apoyo y repercusión, pues cumplen con una función dinamizadora vital en las ciudades.

En DolceCity: Arte&Desmayo

lunes, 10 abril 2017

El mayor autocine de Europa al estilo americano llega a Madrid con Autocine Madrid Race

por Jano Remesal

Es una de esas escenas típicas de las películas americanas, con el malo del barrio ligando con la chica dentro del coche mientras ven una peli. Ahora también en Madrid.

Cuántas veces hemos visto en las películas americanas clásicas o en series los míticos autocines. Esos en los que llegas, aparcas el coche y te pones a ver la peli, sin más. Pues también puede triunfar aquí, o al menos eso está intentando el RACE con esta nueva iniciativa de ocio.

Con 350 plazas y miles de metros cuadrados, estamos hablando del mayor autocine de Europa (tampoco es que sea una cosa muy extendida en Europa, bien es cierto). Tienes plazas de parking muy separadas unas de otras, y puedes quedarte en el coche a ver la película sintonizando en tu fm la emisora del autocine, por la que se emite el audio de las pelis.

Pero si no quieres quedarte en el coche, no tiene porqué, pues tiene una zona de butacas al aire libre muy cerca de la zona de restauración, el otro imprescindible de una tarde-noche en el cine. Todo muy americano, con hamburguesas, perritos y de todo. Eso sí, aquí no se viene a hacer dieta...

La pantalla es enorme, de 250 metros cuadrados, y la definición a la última, así que ver bien la peli está asegurado. Y además no está lejos, realmente está aún dentro de Madrid, al final de la Castellana. Los acceso son fáciles desde varias de las vías más importantes del norte de la capital.

También alquilan la zona para eventos privados, que supongo que saldrá carísimo, pero tiene capacidad para cientos de personas y puede amoldarse a casi cualquier cosa que necesite una organización o empresa para una fecha especial.

En DolceCity Madrid: Autocine Madrid RACE

siguiente página »