Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Puedes obtener información más detallada al respecto aquí


  

viernes, 25 mayo 2018

Comer como en otros tiempos en Maricastaña en Madrid

por Jano Remesal

En algunos restaurantes lo que más llama la atención es la decoración, diferente y original. No es que si se come mal merezca la pena, pero sin duda es un punto favorable.

Estamos en una de las zonas con mayor densidad de bares y restaurantes cool de todo Madrid, y por extensión me atrevería de decir que de toda España y parte del extranjero. Y aún así este lugar sobresale.

Un menú del día muy apañado hace las veces de salvavidas entresemana, pero mucho mejor ir en fin de semana, cuando la zona se pone hasta arriba de buen ambiente y su extensísima carta se disfruta mejor que mejor.

Además puedes ir cuando quieras prácticamente, pues tienen cocina abierta desde muy pronto a la hora de comer hasta tardísimo de la hora de cenar. La merienda, las copas o las cañitas también están permitidas.

Pero lo que más sorprende sin duda es la decoración, el rollito vintage conseguido a partir de columnas decorativas, mesas vintage, sillas retro y madera, mucha madera. Tono en tonos pastel, muy neutro y blanquito, una gran idea para dar tranquilidad y hacer que la gente extienda la velada con una consumición más.

Y por si fuera poco, una importante selección de vinos de bodegas jóvenes y de autor, selección de pequeños tesoros bebestibles, cócteles… Todo lo que se puede pedir a un café-restaurante, parece dispuesto a cubrir todos los frentes que se te puedan presentar tanto un día cualquiera que pases por ahi, como un sábado planeado.

En DolceCity Madrid: Maricastaña


lunes, 21 mayo 2018

Menú del día con sabor gallego en O'Grelo en Madrid

por Jano Remesal

Si un tipo de cocina es bueno, es bueno para todos los días. Si hay que comer de menú, mejor que sea lo mejor posible. El bolsillo se resiente poco, y la salud lo agradece mucho.

Más de 3 décadas dando de comer al barrio de Retiro. Dicen que la clave está en una cuidadosa selección del producto y un servicio aún más cuidado, de trato cercano y en un local de entorno agradable, cómodo.

La idea que desprenden es que eres su invitado y debes sentirte como en casa, es uno de esos restaurantes cercanos, que apetecen por el ambientillo. pero además en verano de 2012 dieron otro enfoque a la barra, más desenfadado. Los menús del día son hoy algo diferentes, novedosos con respecto a lo que se ve por aquí.

Siempre pensando en meterse en un ambiente mas moderno, donde poder disfrutar de la carta de una manera más informal, divertida, pero sin perder la esencia de la cocina de toda la vida. Así que diseñaron la carta con raciones de toda la vida junto con una serie de caprichos y otras tapas que van variando en función de la temporada, y que pueden ser acompañadas de gran variedad de vinos por copas o por botellas.

Siempre confían en los frescos, la única forma de dar un buen menú diario y de tener una carta de tapas acorde con la calidad que se le pide siempre a un gallego.

La zona donde se encuentra el local es también muy agradable, otra razón de más para pasar un día por aquí, probar y si hace falta repetir, ya sea de menú del día o de carta con amigos.

En DolceCity Madrid: O'Grelo

viernes, 18 mayo 2018

Ambiente canallita en el restaurante Decadente en Madrid

por Jano Remesal

Lúgubre pero apetecible, oscuro pero llamativo. Un lugar donde la experiencia sensorial no solo entra por el gusto, también por la vista, e incluso el tacto.

Se definen como una propuesta decadente y elegante, como un sitio donde el buen comer y el buen beber se dan la mano.

Empecemos por el buen beber. Su apartado de coctelería es conocido en toda la ciudad, de hecho es una de las mejores de toda la ciudad. Y para muestra, estad atentos a su página de Facebook, porque de tanto en tanto anuncian que les visita tal o cual bartender, siempre de talla mundial. Aquí no se viene a beber un simple ron con cola. Todo bien cuidado, todo con la mejor presentación. Una experiencia hasta si no te gustan los cócteles.

Y siguiendo por el buen comer, chefs de talla nacional que ya es decir mucho y producto siempre seleccionado. No se puede pedir mucho más a un restaurante que se ha puesto tan de moda que raro es el fin de semana que no se pasa por allí algún famosillo. La carta es bastante ecléctica, es casi imposible que no encuentres algo que te guste, pues tiene platos internacionales y platos castizos, recetas de toda la vida y de producto cercano con otras arriesgadas y llegadas de no se sabe bien donde. Pero maridan bien, que es lo importante.

Y por último la estética, muy cuidada, muy diferente, muy singular. Crean un espacio oscuro, tranquilo pero a la vez animado, que invita a charlar pero también a tomarse otra copa. Es un sitio peculiar que apuesta por no ser lo mismo que el resto, y a la inmensa mayoría de la gente que pasa por aquí parece que les convence.

En DolceCity Madrid: Decadente

lunes, 14 mayo 2018

De vinos con buen rollo en Burgundy en Madrid

por Jano Remesal

Una vinacoteca es uno de los planes gastronómicos más originales que puedes probar. Y así es este restaurante que cada vez se pone más de moda. Por algo será, digo yo

Con este nombre, ya os podéis imaginar por dónde van los tiros. Vino, vino y más vino. Viva el vino, que diría alguien.

Burgundy es el nombre en inglés de Borgoña, una de las zonas de elaboración de vinos más complicada del mundo, por sus especiales características. En primer lugar, porque aquí la uva es religión. Los blancos tienen que ser Chardonnay sí o sí, y los tintos Pinot Noir y punto, la uva cuyo cultivo es el más sensible del mundo. Por eso es tan apreciado todo caldo que sale de allí, y que ahora traen hasta aquí para ti.

Dicen que se mima tanto el producto, que en una misma colina, las viñas que miran al norte pueden tener una Denominación de Origen distinta de las que miran al sur, o las que están en el centro de una colina son Grand Cru y las que están en la zona baja “sólo” Premier Cru. Es tal la devoción y la dedicación por seleccionar la mejor uva, o al menos así lo prometen en este restaurante de nivelazo recomendable para casi cualquier evento.

También les gusta lo de maridar, así que prometen elegir siempre el mejor producto para crear una experiencia gastronómica diferencial. El saber hacer de David Marcano, chef líder en la cocina de producto, garantiza una experiencia realmente única. Y no es por usar el manido término, es que no hay otra experiencia similar en Madrid.

En DolceCity Madrid: Burgundy

viernes, 11 mayo 2018

El mejor plan con niños para un domingo en Madrid es el Hipódromo de la Zarzuela

por Jano Remesal

Aquí no solo se viene a apostar a los caballos, también, y sobre todo, a pasar un muy buen día en familia, con actividades para todos y mucha comida de calidad.

Normalmente, a un hipódromo se viene a ver las carreras de caballos y, normalmente, a apostar. Aquí también se viene a eso, claro está, con sus apuestas simples, dobles, gemelas, por posición... lo que quieras. Cada domingo (depende de la temporada cambia el día y la hora) hay unas 4 a 6 carreras con diferentes distancias y premios. Lo suyo es ir pronto para poder verlas todas, y disfrutar de un bonito deporte.

Pero centrémonos en lo que tiene de lugar de ocio familiar este hipódromo, pues quien lleve años sin visitarlo no va a reconocerlo. Ha mejorado muchísimo desde el punto de vista del ocio familiar, aprovechando unas instalaciones magníficas.

Para empezar, la oferta gastronómica es muy buena, con caterings diferentes, un restaurante de nivel cubierto y sobre todo varios foodtrucks con comida de todo tipo, de todas las clases, en un espacio enorme con cesped y sillas y mesas para que coma toda la familia lo que le apetezca tomando el sol o a la sombra.

Y también espectáculo musical, con un grupo amenizando la mañana y la tarde. Una vez que terminan las carreras, se encargan de tocar versiones de las canciones más famosas, y posteriormente, en el postre de los peques, cantan canciones de las que a ellos les gustan, clásicos de toda la vida como si de Los payasos de la tele se tratara.

Gran parking, espacio enorme y sin peligros, buena comida. Además de las carreras, claro. Ya tienes plan para el domingo.

En DolceCity Madrid: Hipódromo de la Zarzuela

« página anterior | siguiente página »