Lunes, 18 Junio 2018

Lo último en comida es comer en boles, como en Abolea en Madrid

por Jano Remesal
Los platos no son imprescindibles para comer, es más, puede ser mucho más recomendable comer en un bol, básicamente porque así no comes de más por culpa del recipiente.

Lo más curioso del tema es que estamos en un restaurante creado por una fotógrafa y un ingeniero. A ellos hemos de darles gracias por poner en el mapa gastronómico madrileño la comida sana y a la vez rica.

En otras latitudes los boles (ese plato que no es un plato sino algo más hondo) son bastante más habituales que aquí, y con esa inspiración decidieron crear un espacio donde dar energía  al cuerpo con alimentos nutritivos y sentirse como en casa.

Hablamos de un local con decoración cuidada y un personal amable que hace del restaurante un sitio acogedor. A la hora de comer, un producto es de calidad y proximidad, dando mucha importancia al origen de las materias primas y al comercio local y eso es algo que debemos celebrar que cada vez esté más de moda.

Preparen sus móviles para inmortalizar y luego subir a Instagram ‘boles’ repletos de ingredientes saludables donde nunca falta el color y la frescura característica de la comida real. Cada bol es diferente, y los ingredientes varían según la estación, pero todos siguen la misma fórmula: una ración de proteína, una guarnición de verduras, una base de cereales y un mix de hojas verdes. Como toque de varita final, se aliñan con una salsa o hummus y se les da un punto crujiente.

Pos supuesto, tienes muchos toppings de frutos secos o semillas para que tu plato sea siempre diferente al del día anterior. Por supuesto, si eres intolerante o alérgico a algo, puede desaparecer de tu bol.

En DolceCity Madrid: Abolea


Abolea ( Ver plano )

Calle de Sandoval, 12
Tel: 917273245
Web: www.abolea.com

Con decir que e ha convertido en el destino de muchos deportistas profesionales ya está todo dicho. Se come de manera muy saludable, las raciones son potentes y la comida no es nada pesada, perfecto para estómagos delicados.