Lunes, 9 Abril 2018

Restaurante, coctelería y karaoke todo junto en El Hortera en Madrid

por Jano Remesal
Venir a cenar y terminar "alegres" y cantando a voz en grito las canciones más pegadizas que recuerdes. Suena mejor que bien. Y es posible hacerlo con cierto glamour.

El hortera es un espacio de tres pisos, varias salas y muchos ambientes, que se define así por sus dueños: una coctelería y un restaurante; Una coctelería donde se puede comer; Un restaurante donde se puede beber. Es decir, que aquí se viene cuando va cayendo la noche para hacer un plan completo de cena y copas. LETSGO es la productora de la saga de The Hole, La Familia Addams o Dirty Dancing, son por tanto especialistas en espectáculos y por ello convierten todo lo que tocan en toda una experiencia, como es el caso.


En la planta baja te encontrarás con la carta más extensa, que incluye menús degustación y platos más elaborados. Es por lo tanto una planta pensada principalmente para comer. Tanto en la carta como en el ambiente se da una mezcla de ingredientes tan originales como provocadores. Aquí no se quda indiferente nadie. El restaurante cuenta también con dos reservados más íntimos, pero igual de horteras.

En la planta media encontramos nada menos que una antigua capilla del s. XVIII remodelada con mucho gusto para probar los cócteles de Carlos López. Probablemente los mejores cócteles de Madrid, o no, depende como casi todo de gustos. Aquí también se puede picar algo si entra el hambre.

Y luego está la sala de baile propiamente dicha. Ojo, que tiene ciertos requisitos en cuando a vestirse. "Aconejan" que la gente venga vestida para la ocasión y acorde con el restaurante, es decir, algo hortera. Si tu ropero no es lo suficientemente variado siempre puedes solicitar prestada alguna prenda para mimetizarte con el espacio, te la dejarán de mil amores.

En DolceCity Madrid: El Hortera


El Hortera ( Ver plano )

Calle de la Bolsa, 12
Tel: 910059727
Web: elhortera.com

Hay que tener muy buen gusto para ser un hortera. Dicen ellos. Y se quedan tan anchos. Un lugar a veces estridente, muy colorido y bullicioso, pero es que muchas noches lo que buscamos precisamente es eso, jaleo, y aquí lo encontramos.