Lunes, 23 Abril 2018

Mercadillo de toda la vida y restaurantes gourmet en el Mercado de Vallehermoso en Madrid

por Jano Remesal
Los mercados de abastos se han convertido últimamente en mecas de los foodies. Pero aún hay algunos que se resisten a perder su esencia de mercadillo de toda la vida.

En un mercado con más de 80 años de antigüedad uno espera algo más que buenas tapas modernas. Uno espera puestos de todo tipo, producto fresco y de primera calidad, trato amable y bullicio. Todo eso es este mercado.

Y es que abrió sus puertas por primera vez en el año 1933. Cuentan las abuelas del barrio que se formaron unas colas en sus puestos. Su fachada color carmesí ha visto grandes hitos de la Historia española, como la guerra civil o la llegada de la democracia. Eran tiempos de puestecillos de toda la vida, de mercado de abastos típico.

La llegada de los grandes supermercados, primero, y de la crisis, después, supuso el inicio de un larguísimo período de decadencia de más de 20 años. Una época gris. Paradojas de la vida: el Mercado se moría de hambre. Y como el hambre agudiza el ingenio, en 2015 decidieron dejar entrar aire fresco al Mercado y abrieron las puertas de Vallehermoso a puestos novedosos, de venir a comer, de producto diferente, singular. Hoy la parte de compra para llevar frescos a casa y la parte de restauración de máxima calidad están casi al cincuenta por cierto, ahí su secreto: puedes comprar para llevarte a casa mientras te tomas el aperitivo.

Hoy los puestos del Mercado están ocupados al 100%, y presumen de su nueva Galería de Productores, una iniciativa que apuesta por enseñar de lo nuevo lo mejor, y potenciar el negocio local, de cercanía, que es lo que simepre ha sido este Mercado.

En DolceCity Madrid: Mercado de Vallehermoso


Mercado de Vallehermoso ( Ver plano )

Calle de Vallehermoso, 36
Tel: 914475467
Web: mercadovallehermoso.es

Un ecosistema abierto a productores, comerciantes y hosteleros de todas las generaciones que han tejido un nuevo modelo de Mercado, ecléctico pero muy amable. Un mercado que es mucho más que un simple puesto tras otro, es una forma de pasar el día.