Viernes, 16 Marzo 2018

Una terraza tranquila junto al Parque del Capricho en El rincón del capricho en Madrid

por Jano Remesal
Los planes de paseo por parques y jardines siempre deben terminar con una buena comida para reponer fuerzas. Esa es la idea de este acogedor restaurante.

He aquí el típico bar y restaurante que vive de los visitantes de una atracción cercana. En este caso, el Parque del Capricho nutre de turistas y madrileños con ganas de pasear a este acogedor lugar. Una tradicional y bien cuidada carta con platos llenos de sabor, de buena calidad y elaborados con cariño. Detalles como que te premien con un coctel sin alcohol hecho por ellos mismos, o que adapten la posición de las mesas según dé el sol sin que tú se lo pidas, son detalles que no se ven en cualquier sitio.

Más que de restaurante, les gusta hablar de terraza o incluso bar. Está situado en un entorno maravilloso y sorprendente en pleno Madrid, uno de esos rincones poco conocidos de la capital. Rodeados de naturaleza por los parques del Capricho y también el Juan Carlos I, el panorama de paz y tranquilidad está asegurado.

Además, digno de tener en cuenta, se ofrece para todo tipo de eventos, celebraciones íntimas, cumpleaños, bautizos, comidas y cenas de empresa. El aforo no es enorme, no vale para una boda, por ejemplo, pero puede ser una opción original para otro tipo de acontecimientos más en familia o entre amigos.

Contemplar desde su romántico balconcillo la bonita terraza y la grande y variada barra de coctelería, o disfrutar bajo los árboles de la terraza mientras se disfruta bebiendo una caña o saboreando un exquisito café.

En Dolcecity Madrid: El rincón del capricho