Viernes, 17 Febrero 2017

Tapas originales en Taberna del chato en Madrid

por Jano Remesal
Cuando uno pensaba que ya lo había probado todo en cuestión de picoteos y pinchos varios, va un bar de la capital y te mete las tapas en vasos de chato de vino.

Lo primero dejar claro que hablamos de una minifranquicia, con hasta tres locales diferentes por Madrid, y en los que al parecer se sirve lo mismo, al mismo precio y con el mismo trato al cliente (en la medida de lo posible).

Entrando en materia, lo mejor de este lugar es que es original en su presentación. Aquí se viene a tapear, a tomarse 3 o 4 tapitas y salir cenado con un par de consumiciones. Hasta ahí nada que lo diferencia de otros tropecientos locales de Madrid, pero es que aquí las tapas llegan... en vasos de zurito, de esos bajos, de vino.

La carta es bastante extensa para ser una taberna, no tanto un restaurante: pollo al curry, patatas bravas, croquetas, salmorejo, salpicón... sí, todo en vaso y bien lleno el vaso. La idea es original pero además redonda en cuanto a sabor y comodidad a la hora de comerlo. No por estar en un vaso se come peor, incluso para algunos platos es más cómodo porque permite meter más cantidad de la salsa o del complemento que pueda llevar.

También es destacable el precio, pues aunque tenga esa originalidad no te lo cobran como si fuera alta cocina, sino a precio de tapa de toda la vida. Desde 2 y hasta 5 euros más o menos por pieza hacen que puedas probar todo lo que quieras sin necesidad de mirar el bolsillo. Y eso incluso un trato cercano y rápido, que es lo que uno espera cuando viene a una taberna a cenar, que sean rápidos y a otra cosa.

Por supuesto no todo son los zuritos de vino con tapa dentro, también hay montaditos y pequeños platos variados en plan ración, pero ya que venimos, toca probar lo diferente, ¿no?

En DolceCity Madrid: Taberna del chato


Taberna del chato ( Ver plano )

Calle de la Cruz, 35
Tel: 915231629
Web: www.tabernadelchato.com

Un bar con tapas que parecen muy raras pero de sabores muy reconocibles. Tan barata que puedes cenar por unos 10 euros y con la diferencia que aquí las tapas se sirven en vaso. Sí, en un vaso, ahí entra absolutamente todo lo que se les ocurre.