Lunes, 13 Febrero 2017

Auténtica cocina madrileña de toda la vida en Malacatín en Madrid

por Jano Remesal
Un sitio que lleva décadas abierto, siempre lleno y siempre dando lo mismo de comer y de beber, es que tiene la fórmula del éxito. Uno de esos valores seguros.

Tan castizo, tan castizo, que esté junto a la estatua de Cascorro, mítico monumento a los pies de Rastro. Lleva aquí toda la vida, y nunca ha variado ni un ápice su fórmula del éxito: cocina tradicional hecha con mimo, raciones contundentes y ninguna sorpresa a la hora de pinchar con el tenedor.

A finales del siglo XIX este local abrió como el típico local de venta de vinos a granel, pero poco a poco se fue llenando de parroquianos que pasaban cada vez más tiempo en la barra y finalmente la cosa se convirtió en un restaurante. Hoy sigue siendo lo que fue en sus inicios, un restaurante con todo el sabor de la zona.

Lo más conocido sin duda es su cocido. Tiene absolutamente de todo. Cuesta bastante caro, pero la cantidad y la calidad de los alimentos lo merece. En un momento aparecen en la mesa del orden de 10 platos diferentes que forman un verdadero cocido. Muy apropiado para los fríos del invierno.

Fuera de su plato estrella, otras delicias de la zona también tienen hueco en la carta, tanto caza como carnes o pescados todos pasados por recetas tradicionales, de las de sabor intenso y nada light. Se puede reservar para una comida pantagruélica, pero también es buena idea tomar algo rápido en su barra, donde las tapas aparecen al momento, y luego comparar con otros locales de la zona.

Los domingos, por el Rastro, es un sinvivir de gente, pero entresemana es muy agradable, y suele haber más lugareños que turistas, lo cual suele ser buena señal.

En DolceCity Madrid: Malacatín

Malacatín ( ver plano )

Calle de la Ruda, 5
Tel: 913655241
Web: www.malacatin.com

Un lugar lleno de vida pero a la vez lleno de historia. Cocina de toda la vida en un barrio de toda la vida. Ambientación de otra época y platos contundentes para llevar a visitantes pero también para redescubrir la capital cualquier fin de semana.