Miércoles, 23 Noviembre 2016

Tapeo tradicional en el centro de Madrid con Santa Caña

por Jano Remesal
El trato amable no abunda en la zona centro, pero por suerte aún hay excepciones. Y la cocina casera tampoco es tan habitual, pero también hay excepciones.

Cualquier madrileño que haya salido por la zona centro (Huertas y alrededores) sabe que los establecimientos, en su gran mayoría, están pensados para (con todo el respeto del mundo) guiris. Eso quiere decir que la cocina suele ser típica pero no de inmensa calidad, el trato algo distante para que haya rotación y los niveles de ruido e incomodidad bastante elevados.

Por eso es tan buena noticia haberme topado con Santa Caña. Es una taberna muy nueva, con apenas unos años de vida, pero imita en su estilo a las tascas de toda la vida. Mesas altas, taburetes, tapeo como propuesta y concepto de comer bien pero rápido, nadad de sobremesas.

La decoración la componen mil y un recuerdos de otra época, con fotos y recortes de periódicos por todo el local.  Eso se mezcla con mobiliario de estilo moderno y bastante luz a pesar de no contar con una gran fachada a la mítica plaza Santa Ana.

La carta es variada, siempre centrada en producto de temporada y con todo lo que uno espera en un bar de tapas de toda la vida. Hay varias cremas frías (gazpacho y similares), varias tartitas de postre, con el chocolate como estrella, buena carta de vinos, cerveza bien tirada, must como las albóndigas, embutidos variados o la ensaladilla rusa o moderneces cada vez más de moda como el tataki de atún. Todo muy sabroso, realmente no te llevarás ninguna sorpresa desagradable.

Además cabe destacar el trato, que pretende ser cercano, pensando más en amigos temporales que en meros clientes. No es un lugar para pasarte medio día, sino más bien de paso y seguir el paseo, pero ese ratito que pasas en su barra te lo hacen agradable.

En DolceCity Madrid: Santa Caña

Santa caña ( ver plano )

Plaza Santa Ana, 7
Tel: 914153940
Web: www.facebook.com/santacana7madrid/

Al lado de casi todo lo que quiera ver un turista en Madrid, pero también al lado de la zona de compras y de ocio nocturno que los madrileños frecuentamos. Buen producto de temporada y trato muy amable como señas de identidad.