Lunes, 10 Octubre 2016

Mojitos, daiquiris y otros cócteles de nivel en Sotoverde en Madrid

por Jano Remesal
Afterwork de nivel, quedar con los amigos para ver el fútbol… cualquier excusa es buena para tomarse un combinado original, o al menos para probar una buena carta de cervezas.

Hay relativamente pocos sitios especializados en cócteles en el centro de Madrid. Sí, en muchos te ponen los gin tonic con verduras, o tienen una copa especial de la casa, o un trago original… pero poco más. En Sotoverde sí saben cómo hacer todo tipo de bebidas tanto alcohólicas como no alcohólicas, y se agradece.

Hay dos momentos álgidos para ir a este lugar. Uno es cuando hay fútbol, pues tienen los partidos en buenas pantallas y las sillas son cómodas para pasar unas cuantas horas ahí sentado. Además empezar tomando algo durante el partido y luego seguir tomando unas copas o unos cócteles de nivel es siempre una gran idea para un sábado o un domingo.

El otro momento para el que parece que está pensado este bar más bien nocturno es para el afterwork. De nuevo es una gran idea empezar directamente sin quitarse la corbata y seguir hasta que el cuerpo aguante o hasta que creamos que ya está bien porque mañana hay que madrugar.

Cócteles criollos, mojitos, daiquiris, cervezas de importación… y un detalle, todo acompañado de un pequeño picoteo, de algo para hacer esponja y que apetezca tomar algo más al terminar nuestra primera ronda. Lo dicho, es un lugar para pasar un largo y buen rato en compañía. Y para probar tragos que no en todos los sitios se pueden probar. Y también vinitos y raciones de nivel y en cantidades más que aceptables, ojo, aunque no creo que esté tan pensado para comer como lo está para beber.

Mención aparte el trato al cliente, que más que un cliente parece un amigo al rato de estar allí. Nada de malas caras ni tardanzas innecesarias, todo fluye como la seda. Eso sí, no es que sea barato, y dependiendo de la hora puede haber ruido de más.

En DolceCity Madrid: Sotoverde