Viernes, 17 Junio 2016

Los mejores cócteles tropicales de Madrid se sirven en WindGuru

por Jano Remesal
Lo del mojito y el daiquiri está muy bien, pero casi mejor si das un paso al frente en cuestión de cócteles y te atreves con algo original, rico e incluso sanote.

La Latina y alrededores está tan saturado de bares guays para pasar la tarde más que para pasar la noche que da miedo hablar bien de alguno, porque  muy cerca puede haber alguno incluso mejor. Yo me arriesgo.

En plena plaza de la Cebada pero por detrás del mercado, es decir, en el meollo de la zona de fiesta alternativa de Madrid por excelencia, encontramos un bar especializado en cócteles. Nada más entrar su gran variedad de fruta da buen rollo, pues dicen que hacen cócteles tropicales con y sin alcohol totalmente naturales, y esa fruta de fe de ello.

Un gran mural que dice que Tarifa está a 720 kilómetros de este bar deja claro también el rollo del que va. Alternativo, desenfadado, tanto en la música como en la clientela. Puedes tomarte un chupito a deshoras, una cerveza cuando te venga en ganas o las primeras copas del día. Todo estará bueno y no será muy caro, si bien tampoco barato para qué engañarnos.

Tiene terracita cruzando la calle, y hacen la vista gorda con quien sale a la puerta a fumar con el vaso de la mano. Ahí está su otro fuerte, en el trato al público, son buena gente y eso hace que quieras tomarte otra, y otra, y otra. Hay buen rollo, a pesar de que el local es demasiado pequeño para lo lleno que se pone, y la ventilación no es la mejor. Por cierto, tienen cachimbas de tabaco árabe a disposición de todo el que le apetezca.

No he probado todos los shots que aparecen en su carta, y mucho menos los cócteles, pero la rapidez y sabiduría que demuestra el barman es suficiente para saber que no decepcionan a nadie. Un puntazo para los fines de semana en La Latina.

En DolceCity Madrid: WindGuru


WindGuru ( Ver plano )

Calle de la Cebada, 9
Tel: 628062179
Web: www.facebook.com/windgurubar/info/?tab=overview

Un sitio donde tomarte una copa prefiesta un sábado por la tarde, o donde terminar el domingo tras el rastro. Sus cócteles son lo mejor, pero en general todas las copas son de calidad. Música indie y buen trato.