Viernes, 11 Marzo 2016

Comer de todo en la taberna Cachivache en Madrid

por Jano Remesal
¿Por qué conformarse con un sólo tipo de comida cuando puedes probar varias diferentes en un mismo sitio? Eso debió pensar el que creó este extraño pero divertido lugar.

¿Cuántas veces te ha pasado que vas a salir de cena o comida con un grupo de amigos y no os ponéis de acuerdo sobre qué comer? Uno quiere más español que el botijo, otro quiere lo más in de lo último, otro el típico mexicano picante... Pues tráetelos aquí, y ya cada cual que elija lo que quiera.

La idea original es comida española, siempre hay un toque reconocible en todas las tapas y raciones, pero con aires internacionales. Mucho ingrediente asiático y mexicano, por ejemplo, y formas de elaboración y presentación diferentes a lo que nos tienen acostumbradas las tabernas de toda la vida de Madrid. Además es un concepto claro de compartir, de pedir varias cosas e ir picando de aquí y de allá en platos compartidos. La cosa es experimentar pero dentro de márgenes razonables.

El sitio es tan desenfadado como su cocina, con mucho color, mucho mueble básico pero divertido y espacios abiertos, nada de agobios, aunque mucha gente va y viene, se mueve, porque es una taberna de las de comer de pie en la barra como gran opción. Cada día además prometen tener algo nuevo, algo así como la tapa del día, lo que hace que repetir nunca sea repetitivo.

La bodega dicen que es otro de sus puntos fuertes, pero como no soy experto en la materia ni he probado gran cosa, en esto mejor no me mojo. Sí me mojo en todo lo que tenga que ver con el Mediterráneo más oriental y sur, en plan tabulé por ejemplo, y por los pescados. Es difícil encontrar un sitio de tapas en Madrid donde pongan recetas con pescado tan buenas. Diversión asegurada.

En DolceCity Madrid: Cachivache

Cachivache ( ver plano )

Calle de Serrano, 221
Tel: 917524176
Web: www.cachivachetaberna.com

Un poco de todo y todo bueno. Desde una bravas hasta comida mexicana, pasando por toques asiáticos o franceses. Un lugar para comer en la barra, o en una mesa pero desenfadada, para ir con amigos y alargar la cosa.