Viernes, 23 Octubre 2015

Masterchef se instala al lado de tu casa, en Bache en Madrid

por Jano Remesal
Uno de los cocineros que estaban tras las cámaras en Masterchef y que luego fue uno de los protagonistas de Cocineros al volante ha abierto un restaurante con mucho aire al Sur.
Cada vez están más de moda los programas de cocina en televisión. Igual que hubo un tiempo que se puso de moda saltar en trampolín, o los programas de naturaleza, o vete tú a saber qué, el último grito son concursos en los que la gente demuestra lo bien que cocina. El más conocido probablemente sea MasterChef, y el más original casi seguro que ha sido hasta ahora Cocineros al volante. Pues Alejandro Alcántara es uno de los cocineros que ha formado parte como profesor y jurado respectivamente en ambos programas. Y ahora abre un restaurante en Madrid.


Hay que decir que cierto impuesto de famoseo cobra, la verdad, porque por menos de 25 euros es difícil salir comido, y por ejemplo las cervezas rondan los 3 euros. Pero tampoco es prohibitivo, y ofrece gran producto y muy buena elaboración. Suele llenarse, por lo que han puesto dos turnos de cenas (al menos en fin de semana). El primero termina a las 11 y el segundo hasta que cierren... O sea que el segundo crea más hambre pero da pie para tomarse unas copas en el mismo local. El ambiente casi obliga a ello llegada una hora.


Si vas a la hora de comer te encontrarás con platos de cuchara muy elaborados y contundentes, mientras que si vas a cenar lo mejor será que pruebes el tapeo. El aire vintage del sitio deja claro que aquí se viene a comer comida tradicional, y sobre todo del Sur, dado que el chef es gaditano y presume de ello. Las croquetas por ejemplo son obligadas. Y también tiene una cuidada bodega, así que puede ser un buen día para preguntar por un vino que maride bien con tal o cual cosa.


Hay quien dice que también es fusión, porque introduce algún ingrediente o forma de cocinar mexicana o africana. Yo la verdad es que me quedo con lo de toda la vida... Lo que es seguro es que habrá fiesta, incluso risas y voces altas entre los comensales e incluso el servicio. Buen rollito. Tiene terraza, una amplísima barra y sillas altas y bajas, así que da igual qué plan tengas, seguro que se adapta.


En DolceCity Madrid: Bache