Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Puedes obtener información más detallada al respecto aquí


  

miércoles, 14 octubre 2015

Fresquito del bueno en Ice Bar Madrid

por Jano Remesal

¿Pensabas que lo de un bar de hielo era cosa de países nórdicos? Pues que sepas que tienes uno al lado de casa, y tú sin darte ni cuenta. Pídete un loquesea on the rocks-

Están locos estos nórdicos, pensé la primera vez que oí hablar de un bar excavado, o construido, o lo que sea en hielo. A mí me gusta el hielo dentro de la copa, no fuera, podría haber pensado. Así que descarté la idea. Creo que fue en Copenhague, pero si la opción está al lado de casa, ya es más difícil resistirse.


Esto de los bares de hielo ya es una moda, casi una franquicia, diría yo. Hay en varias ciudades, y todos son básicamente lo mismo: gente vestida con trajes especiales para frío dentro de un sitio donde hace frío y bebiendo algo frío. No parece muy tentador pero, la verdad, tiene su gracia. Al menos es una experiencia distinta. Quizá no es algo para hacer todos los fines de semana, pero una vez en la vida, un día que te juntes con amigos, puede ser muy divertido.

Primero decir que conviene reservar ya sea por teléfono u online, porque puede tener el cupo lleno. Luego decir que la reserva implica comprometerte a pagar 15 euros y en ello sólo entra una consumición. No es un sitio para tomarse varias, que saldría más barato el precio por copa, así que tienen que sacarte el dinero por la única copa que vas a beberte. Lo siento. Pero en serio, sigue mereciendo la pena probarlo.


Hay un par de detalles que están muy bien: por un lado la decoración, pues está lleno de esculturas hechas como no en hielo, algo así como arte efímero, impresiona. Por otro lado, hay encendida constantemente una pantalla con auroras boreales. Vale que no es lo mismo que verlo en persona, pero seamos serios, quizá sea lo más cerca que vas a estar de ellas, y son un espectáculo espectacular, así de redundante. Y por cierto, hace un frío que pela (incluso con la ropa térmica que te dan se nota la sensación de estar bajo cero, pero es agradable) pero no hay humedad. Las pareces no se derriten ni nada de eso, todo el hielo son como piedras. En su web dice que huele a fresco... no huele mal, pero vamos que el frío no se huele, para qué engañarnos. Por lo demás es un bar normal, con no mucho ambiente pero con la gente muy entusiasmada por vivir la experiencia.


En DolceCity Madrid: Ice Bar Madrid

ir a icebarmadrid.com
Ice Bar Madrid ( ver plano )
Calle del Conde de Romanones, 3
Tel: 91 429 81 68
Web: Visitar
Si eres de los que te gustan las bebidas muy frías, estás en tu sitio.



Paseo de comida internacional en Clarita en Madrid
Paseo de comida internacional en Clarita en Madrid
Si no te decides sobre qué cenar hoy, no tienes porqué elegir, simplemente vete a un sitio donde te pongan de todo y ya allí verás lo que haces. Ahí va una idea.

Salir a cenar y acabar de fiesta en el mismo sitio en Mercado de la Reina en Madrid
Salir a cenar y acabar de fiesta en el mismo sitio en Mercado de la Reina en Madrid
Eso de comer y beber en el mismo sitio es muy cómodo, pero no en todos los sitios lo hacen igual de bien. Aquí comerás y beberás bien, sin duda alguna.

No sólo cerveza y mejillones en el Atelier Belge en Madrid
No sólo cerveza y mejillones en el Atelier Belge en Madrid
Por supuesto que hay que comer los platos típicos belgas en un restaurante belga, pero este rincón acogedor tiene mucho más que patatas fritas y birra de calidad.

La felicidad es desayunar tarde y mucho, es decir los brunch del Mür Café en Madrid
La felicidad es desayunar tarde y mucho, es decir los brunch del Mür Café en Madrid
Un brunch tiene que ser tarde, pero no mucho. Tiene que tener de todo, pero no en grandes cantidades. Y sobre todo tiene que estar rico a precio asequible. Aquí tienes un ejemplo.

Cena a ciegas en Imprebistró en Madrid
Cena a ciegas en Imprebistró en Madrid
Cada cena que reserves será sorpresa tanto en su menú como en la decoración del local, pero tras mucho tiempo no han decepcionado, así que ya se puede recomendar.


« Volver a la Home| , , ,