Lunes, 2 Marzo 2015

Ese menú del día barato pero contundente que estabas buscando, en El Rincón de Sanabria en Madrid

por Jano Remesal
El menú del día suele ser la comida más contundente del día, así que no vale con buscar el sitio más barato. La calidad-precio de este rincón zamorano es un valor seguro.
Si eres un madrileño de pro, más de un día por semana, cuando no cuatro o cinco, comerás de menú del día. Este concepto a medio camino entre tener prisa para volver a la oficina y querer comer dos platos y postre es tan español como la flamenca encima de la tele, y cada vez más de moda por el estrés vital que ciudades como Madrid imponen. Siempre está la misma duda: ¿estaré comiendo bien comiendo a diario de menú? En El Rincón de Sanabria, la respuesta es "sin duda".


Lo primero que hay que aclarar es que hablamos de El RIncón de Sanabria de calle Espronceda, esquina con Alonso Cano. Lo digo porque Madrid está lleno de sanabreses (bella comarca zamorana de nieve en invierno y playas en el lago del mismo nombre en verano) y todos suelen poner un nombre similar a sus bares y restaurantes. Debe ser la morriña del lugar de origen. Es muy nuevo, apenas 3 años, y está pensado también para ver el fútbol, tapear a cualquier hora o desayunar, pero su fuerte son los menús del día. Además tiene dos, algo cada vez más habitual en Madrid. El normal, de 10 euros, y el menú "ejecutivo" (aquí lo llaman menú "El Rincón") de 20 euros. El segundo suele ser el elegido cuando llevamos a algún cliente a comer y pagamos nosotros, el primero es el de verdad de todos los días. Es algo más caro que los alrededores (en Chambería se come de menú del día por 8 euros) pero la mejor calidad del producto compensa la diferencia. En serio, hablamos de comida de todos los días, no hay que ahorrar con la salud... Ahí va un ejemplo de un día cualquiera, si no se os hace la boca agua es porque ya habéis comido.


Otro detalle muy interesante es que cada día cuelgan su menú del día (ambos) en su página oficial de Facebook, lo que nos evita tener que pasarnos por allí para ver si apetece lo que tienen hoy. Y un secretito para terminar: a menudo si vas a última hora del día de lunes a jueves, ponen dobles raciones o incluso invitan a alguna tapa (no prometo nada). Mejor terminar el producto del día que recalentarlo al día siguiente. Otro ejemplo de que esta gente cuida al cliente.

En DolceCity Madrid: El Rincón de Sanabria