Viernes, 31 Enero 2014

Ditirambo en Madrid: Café-lounge en 3D (disfrutar, desconectar y ditirambear)

por Juan Rodríguez
He aquí un café-lounge recomendadísimo en la zona de Rubén Darío. Es ideal para desconectar a la salida del trabajo y compartir unas copas con la pareja o amigos.
Antes de acercarme a este local del que ya me habían hablado muy bien, decidí buscar el significado de la palabra Ditirambo. En la vida hay que estar documentado y más si quieres vivir experiencias diferentes. Abrí el diccionario y decía esto: composición poética de autores de la antigua Grecia que dedicaban sus versos al dios del vino, Dionisos; así que ya podréis imaginar que estos textos eran ricos en vino, música y sensualidad. Tras leer esta definición, cogí los bártulos y me fui a conocerlo, quería ver qué se cocía por esos lares (y eso del vino tira una barbaridad…).


Este café situado en la zona de Rubén Darío ha creado una original forma de ver las tardes y un nuevo verbo para disfrutarla, “ditirambear”. Yo Ditirambeo, ¿y tú? Es un ambiente ideal para el after-work, quedar con amigos y echar unas risas o contar confidencias, lo que más te apetezca esa tarde, pero ya elijas A o B es un sitio que incita a charlar y desconectar de la rutina. Pero ojo, que también puedes venir a desayunar, comer, cenar o tomar unas copas; cualquier momento es bueno para pasarte por un lugar con este encanto.


Lo crearon dos socios (Javier Redondo y Ricardo Rodríguez) hace pocos años hartos de no poder ganarse la vida con lo suyo, la interpretación; y no porque no valgan para esto, sino porque el patio está como está hoy en día. Se liaron la manta a la cabeza y abrieron Ditirambo, un negocio en el que se han volcado plenamente.


Algunos días al mes, habitualmente los fines de semana , ofrecen un catering degustación gratis con las consumiciones, y no estamos hablando de tapas de bar al uso, sino de unos elaborados platos para que el cliente sepa que allí, además de las copas, se toman la comida muy en serio.

¡Ah, la decoración, que no se me olvide! Pues muy chula y resultona, mezcla de estilo industrial con toques vintage. Algunos muebles han sido donados por gente del barrio, otros restaurados por los propietarios y los cuadros que ambientan el lugar fueron creados por Elena Caicoya, amiga de los dueños que también gusta de “ditirambear”. ¿Y tú, te animas?

Fotos: Ditirambo


En DolceCity Madrid: Ditirambo