Miércoles, 27 Noviembre 2013

El Restaurante Vegetariano en Madrid: Comida sana y espectacular que te sorprenderá

por Juan Rodríguez
Solo he ido una vez a El Restaurante Vegetariano pero se coloca desde ya en mi lista de sitios sanos favoritos, ¡qué platos tan ricos! Si queréis comer algo delicioso no cargado de calorías, venid.
El Restaurante Vegetariano (todo un clásico de Madrid del que no tenía noticias hasta hace apenas un par de semanas) es uno de esos sitios que se deja de posturas y va directamente a lo importante: la comida. No es el sitio más fancy, elegante o bonito en el que poder comer (de hecho, encuentro la decoración y la disposición de las mesas bastante mejorable), pero se trata sin duda de uno de los mejores restaurantes de la capital en lo que a la relación calidad/precio se refiere: tanto mi novia como yo nos metimos sendos platacos vegetarianos entre pecho y espalda que nos dejaron encantados y con ganas de repetir. Hacedme caso si nunca habéis estados, el Restaurante Vegetariano es un fichaje que os interesa hacer.


Tienen en el centro del reducido salón donde se encuentran las mesas una especie de buffet de ensaladas que no os aconsejo tocar a menos que llevéis un hambre descomunal. Con el plato que pidáis será suficiente. Además, lo que tienen no es especialmente sugerente: tomates de la huerta, espárragos, alcaparras, cremas del día, etc. (eso sí, tienen unas salsas vegetarianas caseras ESPECTACULARES).


Pero vayamos al lío: lo que cenamos. Un pastel de patatas y manzana (sí, manzana) para ponerse a aplaudir y una lasaña con lentejas que no se quedó atrás en nuestro reconocimiento. ¡Qué ricos estaban los dos platos, por Dios!


El pastel de patatas y manzana no sé si lo tendrán a menudo porque era el especial del día, pero hacía tiempo que no comía algo tan ligero y delicioso al mismo tiempo (y lleva más cosas que esos dos ingredientes). La lasaña con lentejas de mi novia estaba igualmente deliciosa y es una apuesta segura. Nos quedamos con las ganas de pedir las berenjenas rellenas, el cuscús con verduras y pasas o alguna de sus tartas caseras (como la de zanahoria), pero estas van bien cargadas de azúcar (integral, pero azúcar) y esa noche preferimos cenar sano hasta el final (un yogur con almendras nos hacía sentir menos culpable, muy cremoso y suave).

Otros artículos "sanos" que pueden interesarte:

-
Ha cerrado Isla del Tesoro, ¿y ahora a qué vegetariano vamos en Madrid?

-
3 tiendas de Madrid para empezar a comer sano

En DolceCity Madrid: El Restaurante Vegetariano