Viernes, 18 Octubre 2013

Brunch espectacular con huevos Benedict y mimosas en Carmencita Bar en Madrid

por Juan Rodríguez
En Carmencita Bar te puedes tomar un brunch de esos de película: huevos Benedict o rancheros, tostadas francesas, revueltos de champiñones con queso, mimosas, tartas, cafés... Imprescindible.
Pues una experiencia impecable. Me refiero a mi primer brunch en Carmencita y mis primeros huevos Benedict. Y también mi primera mimosa. Me quedé lleno, mi novia también y solo eran las doce y media del mediodía, con lo que ganamos una cantidad de horas al día alucinante. Os recomiendo empezar el domingo con un brunch de Carmencita, para luego subir caminando la calle Espíritu Santo y entreteneros con todas las tiendas, gentes y actividades que inundan de energía Madrid también el último día de la semana. Pero vayamos al lío: ¿en qué consiste exactamente el brunch de Carmencita?


Tomad buena nota: lo primero fueron unos huevos Benedict para chuparse los dedos. Los había visto en demasiados reportajes de Esquire y programas de Gordon Ramsay y ya tenía ganas de probarlos. Son dos huevos escalfados sobre un muffin partido por la mitad y una base de salmón (o bacon o aguacate, a gusto del consumidor), y todo ello coronado por la famosa salsa holandesa –muy similar a la mayonesa pero elaborada con mantequilla, zumo de limón, yemas de huevo, sal y pimienta blanca-. Deliciosos, y esa yemita del huevo deshaciéndose sobre la base… Mmmmmmm… Además, un par de hash browns, que ya los conocía de Dublín (una especie de empanadilla de patata) y una ensaladita especialmente cuidada, no es la típica “de relleno” de otros sitios: tomate fresco, mezcla de lechugas, pepino, cebollita roja y muy bien aliñada.


Mi novia tomó un revuelto de champiñones con queso provolone, los hash browns y la ensalada. Los dos acompañamos el brunch con un par de mimosas (cóctel ligero a base de champán y zumo de naranja), como manda la tradición de los brunchs. En resumen, un desayuno potente y muy sano. Y muy bien de precio. El trato, excelente. Repetiremos seguro. Ah! Hay que reservar con tiempo.


Por cierto, nos tomamos nuestro super-desayuno en La Gringa, que lo llevan también los dueños de Carmencita y está a pocos pasos del mismo (y me he enterado de que aquí sirven una cocina americana de batalla de primera categoría, tipo mac & cheese, tacos de pescado y cosas así, ¡visita asegurada!).


PD. Al brunch de Carmencita podéis ponerle patatas gajo en lugar de la ensalada y además rematarlo con un dulce y un café por un precio espectacular. Si te estás quitando de excesos, como es mi caso, pide tus platos por separado y sustituye las patatas por ensalada.

PD 2. Los martes a las 9 tienen noches de intercambio y precio especial en los bellini (champán y zumo de melocotón), si no vas a por el brunch pide una de sus hamburguesas (la "Gregorio" lo peta) y cuando puedas remata con una de sus tartas
.

En DolceCity Madrid: Carmencita Bar

Carmencita Bar ( ver plano )

Calle de San Vicente Ferrer, 51
Tel: 915238073
Web: www.carmencitabar.com

En Carmencita Bar te puedes tomar un brunch de esos de película: huevos Benedict o rancheros, tostadas francesas, revueltos de champiñones con queso, mimosas, tartas, cafés... Imprescindible.