Viernes, 21 Junio 2013

5 atracciones del Parque Warner de Madrid para sacar al Superman que llevas dentro

por Juan Rodríguez
Crónica sincera y honesta (y con un renovado aprecio por la vida) de un treintañero poniéndose a prueba en las atracciones más potentes del Parque Warner. ¿Será Superman suficiente para superarlas?
Hay fanáticos de Star Wars, aficionados a la NBA, seguidores de Madonna, adoradores de Satán y hasta adictos al chorizo de Cantimpalo. Lo mío siempre ha sido Superman. No sabría explicar por qué adoro a Superman A quién quiero engañar, puedo explicarlo perfectamente: ES BUENO Y VUELA. ¿Alguna pregunta? Es por ello que desde hace tiempo le venía dando vueltas a la idea de recomendar un sitio de Madrid en el que sentirse un poco Superman. Tras descartar sitios de comida picante, los vagones de Metro a las ocho de la mañana y algún otro donde emanan poderosos olores, por fin di con la tecla, un parque de atracciones casi sobrehumanas.
De “Man of Steel”, la nueva película de Superman que llega hoy a los cines de toda España, espero muchas cosas. Pero del Parque Warner (popularmente conocido como “Parque de la Warner” y nunca conocido como “Warner Bros. Movie World”, que era su nombre original) no sabía muy bien qué esperar: “¿Me seguirán gustando las montañas rusas? ¿Seguirá siendo gracioso empaparse en las atracciones de agua? ¿Podré montarme en las sillas voladoras sin sentir un vértigo atroz?”. La pregunta que me hacía, en definitiva, era esta: ¿ME HABRÉ CONVERTIDO EN UN… SEÑOR? Era la hora de probar las cinco atracciones más atrevidas del Parque, era la hora de desafiar mis límites como hice aquella otra vez, era la hora de sacar al Superman que llevo dentro.
ATRACCIÓN 1. SUPERMAN, LA ATRACCIÓN DE ACERO: Dios bendito, ¡¿pero qué locura es esta?! Una montaña rusa vil, que va a traición, a pillarte. ¡Tiene más loops que una canción de will.i.am, maldita sea! Ahora te suben p´arriba, ahora te dejan colgado como un salmonete, ahora te eyectan hacia el infinito, ¡destructores! Un chute de adrenalina (y miedo a la muerte) con 7 inversiones y caídas a más de 100 kilómetros por hora. Me hizo sacar el Superman que llevo dentro, sí, pero el que hacía retroceder el tiempo volando alrededor de la Tierra como un poseso... para pensármelo mejor y no montar. Pasadas un par de horas me monté otra vez, claro.
Antes de montar, se puede ver una recreación del Daily Planet bastante chula, con los despachos de Clark, Lois y hasta Perry White (ese es el jefe) dispuestos con cierta gracia. Los adolescentes me arrollaban mientras yo, quizá como un señor mayor, me entretenía haciendo las fotos que podéis ver en la galería de este post. El nivel de detalle me sorprendió gratamente. La tienda de merchandising denominada “Metrópolis” tampoco era manca, aunque esos muñecos de trapo del Tito Súper son francamente mejorables (¿por qué no traer unas cuantos de estos?).
ATRACCIÓN 2. LEX LUTHOR: Esta ya me la sabía de casa. Si habéis montado en el Top Spin del Parque de Atracciones no tendréis problema para superarla incluso yendo de Clark Kent, o sea, de paisano. Una grada gigante volteada una y mil veces en el cielo, como cuando pones las hamburguesas en la parrilla y empiezas a darle vueltas hasta que quedan churruscaditas. Muy divertida.
ATRACCIÓN 3. STUNT FALL: Esta atracción de la zona “Movie World Studios” es pura kriptonita. 65 metros de altura, efecto boomerang (das una vuelta entera de cara y luego otra de pompis) y velocidades de hasta 115 kilómetros por hora. Esto deja blanco hasta a Spike Lee. Cuando salí, aún mareado como un pavo, dejé que los rayos del sol me recargaran los poderes a tope. Estaba seco.
⇒ ATRACCIÓN 4. COASTER EXPRESS: La montaña rusa "para toda la familia" de la zona del Oeste es muy recomendable, gustirrín del bueno en la tripilla.El comecome ese que te daba en el Barco Pirata cuando subía y te quedabas ahí entre Pinto y Valdemoro. El carácter indefectiblemente jugón de la Coaster Express te invita a sacar al Superman “player” de la tercera parte, el que se vuelve malo pero solo lo justo; para reventar botellas con cacahuetes o apagar la antorcha de los Juegos Olímpicos de un soplido. Se trata de la montaña rusa más alta y larga de Europa y que sea toda entera de madera le da un puntito muy bueno.
⇒ ATRACCIÓN 5. LA CASITA DE PIOLÍN: Un auténtico hallazgo en la “Cartoon Village”. No es una “atracción” propiamente dicha, sino una casa de dibujos animados. Es genial: platos y cacerolas de dibujos-pero-reales, camas de dibujos-pero-reales, retratos de dibujos... ya sabes. Al final te puedes hacer una foto con Piolín y todo. Esto es para cuando ya le he revelado a Lois que en realidad Clark y Superman son la misma persona. Ups, spoiler. Oye, que quedamos en el sol, ¿vale? (en el sol, no "en Sol")

#video#

PD. En la galería de fotos veréis atracciones, lugares y otras cosas que me llamaron la atención del Parque. En general es una visita muy divertida en la que la mayoría de ocasiones crees estar dentro de una película o un rodaje. Hay baños y fuentes cada dos por tres y un buen balance entre atracciones “fuertes” y otras más light. Solo encuentro mejorables dos cosas: 1) Más zonas verdes (en plan césped para tumbarse, como en el Parque de Atracciones); y 2) Una mejora sustancial en los transportes públicos para llegar allí (se tarda mucho y la ida y vuelta entre autobuses y cercanías sale por 9 euros -no os perdáis la foto con el cartel escrito a mano por algún taxista colocado en la marquesina del bús-).

PD. 2. Gracias a Alicia y Teresa de prensa del Parque por su indispensable colaboración


En DolceCity Madrid:
Parque Warner

Warner Bros Park ( Ver plano )

A4 Ctra Andalucía desvío Km 22
Tel: 918211234
Web: www.parquewarner.com

Warner Bros Park, está perfectamente equipado. Disfruta de las atenciones que te mereces. Aquí encontrarás siempre el mejor equipo humano y una sonrisa dispuesta a ayudarte.