Viernes, 26 Abril 2013

Dodó en Madrid: Vestidos de Amarillolimón y otras cosas preciosas

por Juan Rodríguez
Dodó apuesta por las prendas originales y coloridas tanto para el día a día como para ocasiones especiales: vestidos, blusas, faldas, etc. Además, accesorios y bisutería de diseños preciosos.
Dicen que son una tienda “pequeñita pero matona”, ¡y no sabes cuánto! Dodó se las apaña con esas dimensiones tan reducidas para convertirse en uno de nuestros descubrimientos favoritos. Tienen ropa y complementos que merecen mucha la pena y lo mejor de todo es la sorpresa que te llevas al cruzar la puerta. Veréis, una vez entras y ves lo que tienen descubres que, oh, sorpresa… ¡no es otra tienda vintage! Efectivamente, Dodó se aparta del rollo vintage que parece tener el monopolio de cada nueva tienda de ropa que se abre en Madrid, y especialmente en Malasaña (que no es que no me gusten esas tiendas, todo lo contrario, pero ¡no acabemos con la variedad!).


En Dodó tienen una selección muy cuidada de prendas multimarca entre las que podemos encontrar cositas tan interesantes como vestidos preciosos de Amarillolimón, estampados de Mina UK y un despliegue de bolsos ante el que es misión imposible resistirse, los tienen de todos los tamaños y de todos los colores. No vi uno que no fuera bonito, y ¿qué me decís del que está hecho con bolitas de plástico? ¡Genial! Por cierto, que también tienen prendas de Yporqué (así, todo junto) y de Titis; dos marcas españolas que, al igual que Amarillolimón, crean unos diseños originales, monos y refrescantes.


En accesorios y complementos destacan sus broches, colgantes y, atención, sus relojes de mano (sí, de los de sacar del bolsillo con una cadenita y abrir la tapa). Inesperados, sorprendentes y maravillosos. Es en este tipo de detalles donde Dodó me ha ganado. Claro que puedes encontrar broches, anillos, pendientes, diademas, monederos, etc. de diseñadores independientes en unas cuantas tiendas de ropa de Madrid, pero aquí he visto cosas nuevas y excitantes que suponen un cambio con respecto al “bonito pero visto” de muchos locales.


Todo está dispuesto de forma muy “limpia”, con el color blanco reinando en la tienda y, de este modo, dando un poquito de paz y orden a la compra. Además, la dueña argentina es una crack y te ayudará con cualquier cosa que necesites.

En DolceCity Madrid: Dodó