Lunes, 20 Febrero 2012

New York Burger en Madrid: Y al séptimo día, creó la hamburguesa

por Juan Rodríguez
Érase una vez un plato típicamente americano llamado "la hamburguesa". En Madrid empezaron a aparecer locales donde lo trabajaban. Pero sólo unos pocos merecían nuestro aplauso: éste es uno de ellos.
Decir que en New York Burger “se come bien” no es una afirmación incorrecta. Pero desde luego es una afirmación inexacta, pobre, y, por qué no decirlo, estúpida. En New York Burger se come de FÁBULA. Sí, sí, como si estuvieras en un cuento con cervatillos que no mueren nunca, enanillos que silban canciones de Betty Boop y brujillas que no quieren meterte en un caldero para cocerte sino para que bebas el chocolate caliente más rico del mundo… Fantasías locas, chiribitas en la lengua, aplausos a la parrilla. Bravo, New York Burger, ¡bravo!


Escribo este relato desde la emoción, desde la objetividad más nublada posible. Fueron sus sabores, su patata asada con crema agria, su tarta de zanahoria moisty y celestial; y su hamburguesa. Su monumento a ese icono americano.


Me comí una Queens, que no era cuestión de jugar a la ruleta rusa con una cuestión tan seria como una hamburguesa de 350 gramos. Esta bella composición, quizá capaz de igualar a la novena sinfonía de Beethoven (eh, he dicho “quizá”), se compone de bacon, cebollita pochada (iba a decir “cebolla pochadita”, no sé cuál de los dos queda más entrañable), queso cheddar fundido y un poquito del material del que están hechos los sueños.


La carne la pedí hecha, algo inusual en mí, que siempre las pido “tan hechas como los zuecos de un gigante o un cabezudo”. Cuando el amable camarero (que llevaba a un showman dentro) me trajo aquel bicharraco, me hizo el siguiente ruego: “Por favor, abre la hamburguesa con el cuchillo y comprueba que la carne está al punto que la has pedido”. Bravo, ¡bravo! El cuerpo me pedía una standing ovation, pero me reprimí.


Hice bien, ya que necesité todas mis fuerzas para devorar aquel mamotreto, aquel artefacto de carne y pan manofacturado por los mejores hamburgueseros de Madrid (probablemente).


En la disputada batalla por la supremacía de las burgers en la capital de España, NY Burger es una apuesta segurísima y excitante. Quiero más.


En DolceCity Madrid: New York Burger

P.D. Sus nachos con guacamole dan ganas de procrear y bautizar en 9 meses al niño como “Nacho” sólo para rendirles homenaje.

New York Burger ( ver plano )

Calle del General Yagüe, 5
Tel: 917703079
Web: www.newyorkburger.es

Hamburguesría situada en las inmediaciones de la zona de Orense que cuida todos los detalles para que tu comida sea perfecta. Abre de lunes a jueves de 13:30h a 17h y de 20:30h a 24h. Los fines de semana hasta la 1h.