Miércoles, 6 Abril 2011

VINÇON cierra el telón y se va de Madrid

por Adriana Barcos
La gráfica de la empresa y el diseño de las bolsas de VINÇON han marcado un antes y un después en el embalaje de nuestro país. Ahí deja Madrid, pero continúan en Barcelona… “Veni, vidi, vinci”
Si hay una tienda con muchos metros cuadrados llenos de objetos vanguardistas y de diseño, a un precio perfecto para quien quiera hacer un regalo, o tener un detalle con alguién especial, o le apetezca decorar su casa de manera contemporánea y distinta; esa tienda es, sin duda, VINÇON.

A mi me encanta, reconozco que soy una fanática de VINÇON, y como sé que tiene “de todo”, me resulta un tema perfecto al que recurrir y escribir muchos de mis artículos. Porque al final, la gran mayoría de los objetos de diseño conocidos en todo el mundo, se venden en VINÇON.

Y, ¿cómo se creó VINÇON? A lo mejor alguna vez te has preguntado sobre el origen de la firma, o a lo mejor no, pero ahora que te lo pregunto, puedo imaginar la curiosidad acerca de la respuesta… Pues bien, todo empezó en 1935, cuando el Señor Hugo VinÇon decidió contratar a Jacinto Amat como vendedor de una tienda de importación de porcelanas checoslovacas. La cosa le fue bien y con los años, se unió el resto de la generación de la familia VinÇon. Así, la tienda pasó a llamarse “Regalos Hugo VinÇon”. Tras su éxito en Barcelona, la familia Amat se hizo con el negocio y en 1967 deciden dar un giro a la tienda y crean lo que ahora conocemos como VINÇON. De Barcelona viajan a Madrid, donde abren en julio de 1997, en pleno Barrio de Salamanca, una vieja fábrica de platería restaurada, y la llenan de objetos bajo el nombre de VINÇON. A su inauguración acuden muchas personas interesadas por el interiorismo y las novedades de comercios en Madrid.

Vende firmas de todo tipo; desde Foscarini, Seletti, Driade, Fontaarte, Alessi, etc.

El caso es que el negocio que VINÇON tiene en el interior de una manzana de la Calle Castelló de Madrid, no ha tenido el éxito que se esperaba, y fieles a su estilo, se van y cierran el chiringuito con la cabeza bien alta; con un emotivo email, han anunciado su fiesta de clausura en la que quieren invitar a todos sus seguidores y clientes a tomarse la última copita dentro del local, ya vacío. Esto sucederá mañana jueves 7 de abril, a las 20 horas. Si tú también eres FAN DE VINÇON, ¡no te lo puedes perder!


Hasta siempre VINÇON MADRID y gracias por vuestro trato con el cliente y por vuestros increíbles productos; os seguiremos en Barcelona.

En DolceCity Madrid:
VinÇon