Lunes, 15 Noviembre 2010

SEPAI, lo mejor de la tecnología con lo mejor de la naturaleza

por Clara Isabel Buedo
Nada de términos franceses ultra glamurosos, la cosmética del futuro se nomina con fórmulas matemáticas, ecuaciones magistrales para una piel perfecta con lo más selecto de la naturaleza.
Nada de “Beauté, lifté o fermeté”, la nueva cosmética se nomina con fórmulas matemáticas, raíces cuadradas y elevaciones al cubo para indicar que lo que tenemos entre las manos es lo más selecto, investigado y testeado del mercado. El fenómeno no se ha gestado en los más ultra vanguardistas laboratorios del extranjero, sino en suelo patrio, atiende al nombre de “RMI 5” (reparación molecular inteligente) y lo firma Sepai.


Posicionada dentro de la aclamada “cosmética de culto” —o nicho— para los que se apañen en estos lares, Sepai ha logrado poner en el mercado la piedra angular de los tratamientos antiedad del futuro. Su clave consiste en que todos sus productos están formulados con la misma base, común denominador de todos sus referencias, en la que entran en juego trece principios activos, moleculares y biotecnológicos, que actúan en sinergia con numerosos nutrientes, extractos naturales, vitaminas y minerales.

¿Resultado? Su fórmula aumenta la longevidad del ADN de las células, la energía celular, estimulación de las proteínas y protección frente e factores dañinos, especialmente medioambientales, responsables en buena parte del envejecimiento de la piel. Sepai ofrece una curiosa línea de productos funcionales repletos de las más altas concentraciones de activos permitida y carentes de sustancias químicas dañinas como derivados del petróleo, siliconas, parafinas, emulgentes, conservantes…


Un cuidado integral que se divide en cuatro fases: la Fase 0 compuesta de nutricéuticos o complementos alimentarios para tratar la piel desde dentro (V8.0 Fórmula antioxidante y V8.1 Fórmula integral nutritiva); la Fase 1 compuesta de extractos (V3.0 Fórmula Restart y V3.1 Fórmula Booster, dos serums faciales ultra concentrados para actuar en profundidad sobre la epidermis); Fase 2 para tratar el contorno de ojos (V4.0 la Fórmula local y V4.1 Fórmula local muy rica, de textura más densa para las pieles más dañadas); y Fase 3 con sus V5.0, V5.1 y V5.2, tratamientos faciales en dos versiones, textura más ligera y otra más densa, y el tercero con sustancias aclarantes de las manchas faciales.

La línea “Basicos by Sepai” se centra en el cuerpo con el gel nutritivo, un bálsamo de masaje purificante y nutritivo; y la Luz nutritiva, una vela cosmética con ceras y aceites naturales que protegen la piel. Para goce de todos sus forofos, deciros que la firma acaba de completar su línea de tratamiento en esta ocasión con un nuevo producto en formato “Booster” o serum corporal que ha sido incluido dentro de su Fase 1, la de serums o extractos ultra concentrados para tratar en profundidad.
V6.1 que así ha sido llamada la criatura, es un concentrado oleoso de rápida absorción que combate la deshidratación, flacidez y estrías, efectos del fotoenvejecimiento, la senescencia celular, contribuyendo a estimular la producción de colágeno y elastina, las proteínas necesarias para mantener la tonicidad de la piel a raya.

Lo más destacable de su fórmula es su alta cantidad de “escualeno”, un compuesto orgánico que se encuentra en ciertos animales y plantas, especialmente en el hígado de tiburón, que se usa como emoliente en muchos cosméticos. El problema que genera utilizar esta sustancia natural es la alteración del ecosistema marino, Sepai ha logrado gestar en laboratorio una fórmula sintética equivalente en todos sus aspectos al escualeno natural para beneficiarnos de todas sus propiedades sin alterar el medioambiente.

Sepai en Le Secret du Marais

Le Secret du Marais ( ver plano )

Hortaleza, 75
Tel: 913100133
Web: www.secretdumarais.com

Recoge la esencia y el nombre de uno de los barrios más ‘chic’ de París, acoge una buena muestra de firmas cosméticas más selectivas. Cosmética biológica libres de químicos. Todo un derroche de lujo para la piel y un deleite embriagador para el olfato.