Viernes, 5 Noviembre 2010

LEBIOC desvela el secreto de la eterna juventud

por Carla Flames
Ese secreto tiene nombre de flor: la Rosa Mosqueta. Sí, el sueño perseguido durante tanto tiempo se encontraba ni más ni menos que en la naturaleza. Y es Lebioc quien nos la acerca al centro de Madrid
Hace unas semanas, mi madre me regaló una pequeña botella de aceite Rosa Mosqueta para aplicarla cada noche sobre la piel. Y os aseguro que los resultados se vieron enseguida.
Así que echándole un vistazo a la botella, descubrí que provenía de una firma especializada en Rosa Mosqueta y que además, tenía tienda muy cerca de mi casa. Allí que me fui…

LEBIOC es una empresa dedicada en exclusiva a la belleza de la piel a través de una serie de productos desarrollados en base a los beneficios de la Rosa Mosqueta.

¿Y porqué esta planta? Porque se dieron cuenta de que era buena tanto para la belleza como para la salud de la piel. De esta forma, crearon toda una gama de productos destinados a evitar las arrugas, a corregir manchas o estrías, a suavizar cicatrices o a tratar de forma natural las quemaduras.



Atención a este dato: todos los ingredientes que utilizan son totalmente naturales, añadiendo a la rosa mosqueta únicamente extractos vegetales, emulgentes de origen natural y aceites esenciales.

Y el resultado: aceites, hidratantes faciales, productos para el baño (gel, champú, jabón exfoliante) y cremas solares.

En su tienda, no sólo puedes comprar estos productos, también te ofrecen una serie de tratamientos faciales, corporales, masajes y depilaciones. Para que salgas con la piel más limpia y perfecta que nunca.
Además, hay que añadir que siguiendo con la moda eco, LEBIOC apoya el medioambiente a través de su cosmética ecológica y a través de la utilización exclusiva de envases reciclables. ¡Bien por ellos!

Y llegados a este punto, sólo me queda recomendaros que lo probéis y que comprobéis, de la misma manera que lo hice yo, sus resultados rápidos, eficientes y favorecedores.

En DolceCity Madrid: LEBIOC