Viernes, 24 Septiembre 2010

TOKYO MILK, pequeños objetos de deseo

por Clara Isabel Buedo
Descubre la cosmética que te creará adicción, pequeños objetos de deseo, fetiches del aseo, que además de aromas y texturas delicadas, tienen un packaging digno de coleccionar.
El ritual de baño y belleza se convierte en especial por lo que tiene de íntimo y placentero. Pero si a esos tiernos momentos le sumamos la dulzura que aportan los productos naturales repletos de aromas embaucadores y texturas delicadas, ese momento se convierte en todo un placer para los sentidos. Y si esos productos vienen envueltos en envases vistosos, románticos, de marcado aire retro, la experiencia te transporta al más allá del bienestar.
Tokyo Milk puede ser un buen ejemplo de productos pensados para esos momentos íntimos y mágicos, en los que estamos con nosotros mismos aislados de toda perturbación, en los que saboreamos al máximo cada segundo de satisfacción.

Productos delicados en cuanto a su concepto, ingredientes y, sobre todo, su packaging: envoltorios de cartón y papel con preciosas ilustraciones de marcada estética asiática, pero también clásica, dieciochesca y muy parisina.
Esta preciosa línea de belleza dividida en velas, productos para el baño como jabones y geles, tratamientos para labios y perfumes, tiene muchas posibilidades de convertirse en un pequeño objeto de deseo, en delicados fetiches que nos cuiden y que al tiempo nos deleiten con su vistosidad y cosmeticidad.


Pequeños tesoros que resultan perfectos para regalar y regalarse. Este otoño se lleva la cosmética natural, aromática, sensorial y retro, y un buen recurso: Tokyo Milk.


Tokyo Milk en Corachán y Delgado