Lunes, 5 Julio 2010

ISSAHRA, el aceite puro de argán 100% biológico

por Clara Isabel Buedo
Descubre las bondades de uno de los frutos más ricos y virtuosos de cuantos pueblan el reino vegetal: el argán; nutritivo, regenerante, embellecedor... Un tesoro cosmético para sublimar tu piel.
De Marruecos me atrae su arquitectura, el exotismo de su artesanía, las babuchas, los caftanes, el té a la menta… pero lo que más, sus ancestrales rituales de purificación y belleza. Adentrarte en las bondades del hamman es explorar un universo de sensaciones, pero mucho más, si lo haces con los productos auténticos y 100% marroquíes. Al jabón negro a base de olivas se le une el extraordinario aceite de argán, el ya popular y conocido como “oro líquido de Marruecos” y no es para menos…


Este rico oro líquido se extrae de los frutos del árbol llamado Argán (argania spinosa), que crece en Marruecos, único país productor de este tipo de aceite, debido a su climatología especial entre el calor del Sahara y el frescor del Atlántico. Sus maravillosas propiedades (vitamina E, ácidos grasos esenciales como Omega 3, 6 y 9, fitoesteroles…) lo convierten no solo en un tesoro cosmético, sino en un bálsamo de salud y vida si se incluye en la alimentación.

Una de las marcas que comercializa el magnífico aceite de argán y que a mí me ha encandilado es Issahra, porque el aceite de argán de sus productos es 100% biológico, virgen extra de 1ª presión en frío, garantizado con el sello Ecocert, máxima autoridad en la materia, y porque fomentan el comercio justo y el desarrollo sostenible ya que este aceite es mimado en cooperativas femeninas que son las que realizan la extracción, velan por la protección de los arganeros y acogen a mujeres con problemas de maltrato o desventajas.


De Issahra os puedo recomendar su Huile Originalle, argán puro de textura ligera, absorción inmediata y sin aroma, regenerador implacable de la piel de cara y cuerpo, así como el cabello, y coadyuvante en otros problemas como acné, estrías, arrugas, cicatrices, quemaduras, psoriasis… Tonifica y suaviza en extremo la piel, la regenera en un 84%, previene la aparición de arrugas y atenúa las ya existentes y es el perfecto aliado para la recuperación de la piel tras tratamientos médico-estéticos como peelings o láser, entre otros

… pero no se queda atrás el resto de productos que componen la línea, como sus jabones hidratante y exfoliante, sus cremas hidratantes a base de argán de textura aterciopelada y ultra nutritiva, su fantástico Huile Sublime, con argán, rosa mosqueta, jojoba y germen de trigo; todos ellos sin parabenos, fenoxietanol ni colorantes y con aditivos 100% naturales.


Además de argán, otros de sus potentes activos son: extractos de manzana, algas, uva, guaraná, manteca de karité, té verde, arcillas, cera de abejas, flores, aceites de rosa, cítricos, miel, aceite de monoï, y otros beneficiosos aceites vegetales como el de jojoba, rosa mosqueta, germen de trigo, avellanas y almendra dulce. El poder de la naturaleza al servicio y belleza de tu piel, ¿qué más se puede pedir a la cosmética del siglo XXI?

ISSAHRA en HAMMAN AYALA