Viernes, 18 Junio 2010

EVIDENS DE BEAUTÉ, maestría japonesa, refinamiento francés

por Clara Isabel Buedo
Excelencia técnica japonesa, un minucioso proceso de investigación, los principios activos más codiciados, las texturas y aromas más sensoriales y el packaging más refinado; puro lujo cosmético.
La historia de EviDenS encandila hasta al más profano en la materia. EviDenS de Beauté nació de la búsqueda desesperada del cosmético perfecto por una bella japonesa y del afán de su esposo francés de satisfacer los deseos de su linda mujer. Es conocido el empeño de las mujeres orientales en cuidar su piel, la miman con esmero, sus rituales de belleza son codiciados tesoros ocultos en su milenario pasado, pero ahora, y gracias a esta firma de culto, llegan a España para el regocijo de todas las occidentales.


EviDenS es esa conjunción entre los rituales de belleza tradicionales japoneses "Kagayaki no Saho", la alta calidad en activos cosméticos, y el refinamiento francés en cuanto a sus texturas sensoriales y packaging de lujo. El cosmético perfecto para todas esas mujeres aburridas del exceso de oferta y propuestas cada vez más complejas pero menos satisfactorias, y sobre todo, las que padecen de piel sensibilizada o las secuelas del paso del tiempo.


Es una gama sencilla pero completa, sensorial y eficaz, diseñada para dar placer a la mujer en sus ratos más íntimos, casi egoístas y narcisistas, cuando decide cuidarse y prolongar su belleza retando los desafíos del paso del tiempo. El ritual de belleza de EviDenS de Beauté está inspirado en la tradición japonesa y se articula en torno a una triple limpieza, esencial para perpetuar la calidad de la epidermis, para después aplicar los activos tratantes, especialmente antiedad y para pieles muy sensibilizadas (más del 70%). Tres líneas: “Los imprescindibles” sublimadores de belleza, los “Equilibrantes” perfeccionadores de belleza, y “Purificantes” reveladores de la luminosidad.
El secreto mejor guardado de esta gama es el QAI, un complejo antiedad exclusivo (coenzima Q10, ácidos aminados y raíz de morera), y el triple colágeno (patente exclusiva), un cóctel exclusivo de 3 colágenos con una penetración inigualable y una excelente capacidad de restructuración y regeneración de la piel. Este cóctel mágico se encuentra presente en toda la línea, una gama sencilla donde la crema de día se llama “Crema de día”, y la de noche “Crema de Noche”, sin más complicación.


El tercer elemento de la composición que actúa en una sinergia inaudita es el agua del manantial de Foux, procedente de las cimas de los Alpes a pocos km de Niza, reconocida y alabada por sus cualidades curativas. Su débil mineralización, su extraordinaria pureza y sus características biológicas, la hacen perfecta para culminar estas composiciones de cuidada alquimia.

Potentes activos en altas dosificaciones pero concentraciones adecuadas con una galénica excepcional: sutiles texturas, geles refrescantes, mascarillas fundentes, cremas de percepción fina y casi evanescente con un aroma delicado y femenino, otra de sus bazas, su sello olfativo único, ya que se ha creado en Grasse, la cuna de la perfumería, y está elaborado a base de rosa, jazmín y tuberosa.


Un lujo multisensorial ya que obliga a que intervengan todos los sentidos: el tacto, el olfato y la vista, ya que el packaging (a modo de estuche-joyero) transmite ese refinamiento que solo las cosas lujosas son capaces de transmitir. La combinación de sus dos notas cromáticas —oro y azul tinta china—, el vidrio, el metal, la laca… invitan al regocijo de lo selecto. Placer y eficacia en una gama cosmética Haute Couture.

EviDenS de Beauté en Segreti di Bellezza