Martes, 30 Marzo 2010

PAUL SMITH, la anglomanía más refinada y vanguardista

por Clara Isabel Buedo
Color, estampados y mix entre clásicos británicos y estilo contemporáneo; estas son las señas de identidad de una firma inglesa que cala bien hondo: Paul Smith.
Si hacemos un somero repaso a la historia de la moda masculina, hay un país por encima de cualquier otro que dejó marcada y de forma indeleble su huella en la estética masculina: Inglaterra. Comenzando por el dandi del Romanticismo siguiendo por los Teddy boys, los Mods o la estela estética que dejó el Duque de Windsor, la moda inglesa siempre ha sido sinónimo de elegancia clásica masculina.


Sin embargo, llegó un nombre que revolucionó el panorama monocromático de la formalidad inglesa y lo inundó todo de color con sus propuestas transgresoras: Paul Smith. Fue en los años 30 cuando decidió reformar el vestir masculino intentando que fuera más vivo y alegre: introdujo el color. Propuso un estilo desenfadado asociado con el placer y el ocio. Se introdujeron los shorts para montar en bici y el binomio jersey y pañuelo en vez de corbatas que ahogaban.


En sus diseños, Paul Smith juega con la idea de lo que es o debería ser un hombre ‘inglés’ bien vestido y lo transmite a través de sus inteligentes escaparates. Tanto el color como los estampados (muchas de sus chaquetas de corte clásico llevan el forro de estampados coloristas), son elementos clave en el look de la firma inglesa. Si quieres adentrarte en el universo Paul Smith y vives en Madrid ahora lo tienes más fácil gracias al córner de la marca en el Corte Inglés de Serrano; un espacio de firmas de alta gama que satisface los gustos de los más elitistas.


La primera línea reinterpreta para este verano los clásicos masculinos y los mezcla con piezas básicas de sport de líneas simples y formas relajadas y un amplio abanico de colores. “London”, la segunda línea de la firma inglesa, propone el estilo basado en la mítica sastrería a medida inglesa con tejidos como la lana fina, algodones naturales y linos en una paleta de color basada en el blanco, negro, azul y tonos pasteles para los accesorios. Perfecto para hombres que reivindican una elegancia moderna.

Paul Smith en El Corte Inglés de Serrano