Miércoles, 24 Febrero 2010

UN PINGÜINO EN MI ASCENSOR vuelve a Clamores

por Irene Díaz
La Sala Clamores acogerá una vez más en su escenario a todo un clásico del pop de los ochenta, Un pingüino en mi ascensor. Más que una simple actuación, todo un espectáculo.
¿Que hubiera sido de la historia de la música española si no hubiese existido el pingüino? Vale! En cuanto a lo musical nadie se hubiese dado cuenta, pero en lo que realmente es Un Pingüino en mi ascensor, hubiese habido un inmenso vacío que nunca nadie hubiera sabido rellenar.


Este artista es todo un espectáculo, mas que un músico es un cachondo mental, se sirve simplemente de sus teclados y de su figura para comunicarnos ese universo inagotable de lírica perversa que tiene en su cabeza.

Como tantos otros chavales, José Luis Moro, que así es como se llama el sujeto desatado, desde muy joven ya tuvo grandes inquietudes musicales que le llevaron a intentar formar un grupo con algunos compañeros de colegio. Aunque este primer proyecto no terminara de cuajar, José Luis no cejó en su empeño y siguió adelante con sus ideas en solitario amparado en los teclados que el mismo tocaba.

Muy mal no lo haría cuando quedó finalista del Concurso de pop-rock Villa de Madrid allá por 1986. Un año después tendría más suerte y conseguiría grabar un Mini lp de seis canciones. Pese a no tener promoción alguna el disco se vende y empieza a brillar una estrella con forma de pingüino.

Después vendrían El Balneario 1988, Disfrutar con las desgracias ajenas 1989, donde se incorporó al proyecto del Pingüino Mario Gil, ex de Paraíso (me encantaba ese grupo) y La Mode. Luego vendría La sangre y la televisión 1990, todos ellos para DRO.

#video#

Después el cambio de compañía y la poca repercusión de sus discos, fruto del tanto vendes tanto vales, práctica avarienta muy habitual en este mundillo.

El pingüino hibernó durante seis años para volver con Pingüimatic 1999 y Piromanía 2004. Más fresco que nunca por la experiencia y con alguna nueva canción, vuelve a Madrid con uno de los conciertos más golosos del mes, más que una simple actuación es todo un espectáculo.

Un Pingüino en mi Ascensor en La Sala Clamores
27 de marzo de 2010
Entradas a la venta en nvivo.es

Clamores ( ver plano )

Alburquerque, 14
Tel: 914457938
Web: www.salaclamores.com

Club de Jazz fundado en Julio de 1979 con la intención de recrear el espíritu jazzístico de los Clubs americanos clásicos.