Viernes, 18 Diciembre 2009

Lo que dio de sí el… “VOGUE BEAUTY DAY”

por Clara Isabel Buedo
La jornada del 17 de diciembre se convirtió en un auténtico maratón de belleza; comienza la cuenta atrás para descubrir las mejores referencias cosméticas del universo de la belleza. 10, 9, 8...
La Biblia de la Moda parece que le está cogiendo el gustillo a esto de organizar encuentros masivos y dar la oportunidad de que —al menos por unas horas— el común de los mortales nos podamos envolver en la estela de lo inalcanzable, el glamour y la exclusividad que desprende esta cabecera de moda. El pasado mes de septiembre fue la “Fashion Night Out”, y en diciembre, a puertas de las fiestas navideñas, la que yo he llamado “Vogue Beauty Day”.


Móvil en mano y un montón de curiosidad en el cuerpo, allí que me fui a captar en primera persona qué se está cociendo en el mundo de la belleza y qué productos han sido merecedores de los premios VOGUE en su séptima edición gracias al “open day” que tanto revista como firmas ganadoras han organizado. 21 fueron los ganadores:


SKII con su Air Touch Foundation, Chanel con su base de maquillaje Lift Lumiére, Guerlain y su barra de labios Rouge G. con espejo incluido, Kérastase y su Nectar Thermique, la nueva fragancia de Narciso Rodríguez Essence, Clinique con su Comfort on Call, Kéraskin y su tratamiento en cabina con 3 tipos de vitamina C, Biotherm con su corporal específico Celluli Laser Intensive Nuit y Germaine de Capuccini con su coporal básico Perfect Forms Deep Nutrition, la plancha cerámica 4 Styler de ghd, la fragancia masculina Dior Homme, la cadena de perfumerías Sephora, el packaging de la nueva fragancia de Juicy Couture, el desodorante con sales de aluminio de Vichy, la línea solar Sun Sport de Lancaster, el exfoliante facial Gommage Éclat de Bvlgari y Capture Totale Soin Finition de Dior, y la línea Blonde Glam para sublimar los cabellos rubios de Redken. Creo que no me dejo ninguno…


Quienes sean lectoras habituales de la revista, en el número de diciembre seguro encontraron la ‘llamada’ a participar en este jugoso open day, pero se necesitaba recibir la codiciada invitación VIP para poder entrar en las instalaciones creadas ad hoc, por lo que hubo muchos que se quedaron fuera.


Una vez dentro, previa acreditación ante los dos ‘gorilas’ que flanqueaban la puerta, el despliegue de marcas fue interesante: Chanel con su stand dando la oportunidad al público de ser maquillado por manos expertas y dando a conocer su interesante colección de colorido para esta temporada; ídem Dior; Clinique y su sistema de análisis epidérmico para ofrecer tratamientos a medida; ídem Germaine de Capuccini que además ofrecía la posibilidad de disfrutar tratamientos de belleza in situ; Juicy Couture ofreciendo muestras de su nueva fragancia y su María Antonieta maquillándose en el stand de Guerlain; Biotherm ofreció plataformas vibratorias para entretenimiento y tonificación de los presentes; Mahou ofreciendo su cerveza light; Kérastase analizando la fibra capilar con tecnología punta y ghd y sus planchas dejando el pelo listo para salir de fiesta…


Más, hubo más en este encuentro, pero sobre todo se dio la posibilidad de conocer de primera mano las líneas de producto de las primeras firmas cosméticas y sobre todo, la posibilidad de averiguar el por qué los productos finalistas han sido merecedores de semejante galardón. Para ello, un buen surtido de muestras nos estaban esperando.


Muestras de los productos ganadores y de otros productos igualmente interesantes de las marcas en cuestión. Destaco el regalito con el que agasajaba Chanel: una talla mini de su Rouge Allure, una muestra de la base de maquillaje galardonada, y un charm para el móvil con espejo y barra de labios en miniatura la mar de ‘posh’; y la cantidad de muestras que ofreció Bvlgari, casi un tratamiento completo en versión mini perfecto para comprobar las bondades de esta prestigiosa marca.


Por lo demás, buen ambiente, amantes de la belleza, curiosos, profesionales del sector y magnífica disposición de las firmas participantes en extender su universo de marca para dárnoslo a conocer a todos así como la oportunidad de probar en nuestras pieles las bondades de la cosmética del futuro que ya está en el presente. Un plus: la urna ubicada en el centro del espacio en el que se alojaban los datos de todos los asistentes que entraban en el sorteo de su libro “Beauty in Vogue”. Prometo no rechazar semejante obsequio cuando sea elegida…

En DolceCity Madrid: Salud y Belleza