Miércoles, 11 Noviembre 2009

PIELES CON IMPERFECCIONES, ponle remedio a pesar de la edad

por Clara Isabel Buedo
El presente nos desvela que el estrés sigue haciendo de las suyas y además de provocar insomnio también actúa a nivel epidérmico. ¿Su arma favorita? el acné, descubre cómo atajarlo.
Una de las consecuencias de la adolescencia es el acné (esa inflamación de las glándulas pilosebáceas que provocan diferentes lesiones en la piel como comedones, espinillas o pústulas); un mal mayor entre los jóvenes sufrido por el jolgorio hormonal propio de esta edad. Yo recuerdo mi adolescencia con una piel sin mácula. Fui una de esas privilegiadas que no fue víctima del acné juvenil ni esclava de los tormentos que solía ocasionar. En mi caso, no fueron las hormonas de la adolescencia, sino el estrés de la madurez el que me ha hecho sucumbir al problema.

Según estudios clínicos, entre el 40-50% de la población adulta entre los 20 y 40 años de edad, tiene brotes de acné y piel grasa, y la primera causa que lo provoca es el estrés crónico.
Cuando eres adolescente, tratar el acné de forma severa es mucho más sencillo ya que la juventud de la piel permite alguna que otra “judería”, aunque no se debería; sin embargo, cuando traspasas la barrera de los 30 y estás más necesitada de tratamientos antiaging que de terapias anti-acné, la cosa se complica… ¿Cómo tratar los brotes de acné que se manifiestan más allá de los 20? Solventar el problema pasa por atajar la causa, sin duda, pero a veces eso no es tan sencillo.
Por tanto, vayamos directamente a tratar la consecuencia con tratamientos específicos que, al menos, mantengan nuestra piel en perfectas condiciones de higiene. Desde el exterior, lo fundamental para cualquier edad y tipo de piel es empezar por una buena limpieza que evite albergar suciedad en los poros y mantenga la epidermis libre de impurezas. Una recomendación exquisita por los componentes y efectos sobre la pituitaria es el Bálsamo limpiador aromático con palo de rosal de Darphin, un tratamiento con el 60% de activos naturales, de triple acción y revolucionario, ya que aporta los beneficios de un gel al agua y todo el confort de una leche limpiadora.

Sin dejar a Darphin, nos adentramos en los tratamientos específicos para este tipo de problemas con el “Purifying Targeted Gel Spot Treatment”, un gel con ácido salicílico y aceites esenciales de niaouli, lavanda y geranio que equilibra el exceso de sebo, purifica y refina la piel reduciendo con ello los brotes de acné. Dentro de las líneas específicas para acné adulto está Dermalogica con su MediBac Clearing Adult Acne, una completa gama de tratamiento específica para tratar y prevenir el acné adulto.


Sin embargo, el tratamiento desde el interior se torna si cabe más efectivo, y ahora ya es posible con el nuevo tratamiento Innéov Imperfecciones D-Tox, un concentrado nutricional purificante compuesto de unas cápsulas que consiguen luchar contra las imperfecciones de forma duradera llegando al interior del problema y mejorando el estado de pieles aquejadas de acné, poros dilatados, zonas de grasa o tono apagado. ¿Cómo lo consigue? A través de los polifenoles de la uva (antioxidante), la vitamina C, del sulfato de magnesio, que logra normalizar los desajustes internos, nerviosos u hormonales que pueden causar la aparición de las imperfecciones; y piridoxina, una sustancia que promueve una buena comunicación nerviosa para proteger la piel de las causas que provocan el estrés interno.
Con todo, las víctimas del acné adulto somos después víctimas de las secuelas que deja… Huellas que delatan nuestros desequilibrios internos de forma evidente y cruel. Para ello, también existen tratamientos regeneradores que consiguen difuminar las marcas que el acné provoca; las más radicales y agresivas pasan por peelings químicos que levantan la capa superficial de la piel para dejar paso a una nueva. Pero si huyes de la agresividad y te decantas por terapias más ‘soft’, una buena alternativa la tienes en la firma Visoanska con su Élixir Perfecteur, un potente mix de sustancias activas (el 93%, 27 activos específicos como rosa mosqueta, zinc, limón, células madre de hinojo marino o hiedra) destinado a la desaparición acelerada de marcas residuales, estimular la renovación celular y homogeneizar de forma progresiva el tono y micro relieve de la tez.
Pero si con todo aún persisten, el mejor remedio pasa por decantarse por el maquillaje correctivo, fórmulas que consiguen ‘camuflar’ el problema y hacer desaparecer ópticamente esas secuelas. Recurre al stick ultra-corrector del tono de la línea Dermablend de Vichy, indicado para pieles con defectos cutáneos de leves a severos, una textura flexible y ultra-fundente de pigmento puro que deja respirar la piel y cubre el doble que un maquillaje convencional sin dejar sensación de ‘efecto máscara’.
Al menos, comprobado queda que la industria cosmética trabaja sin cesar para ofrecernos fórmulas que traten nuestra piel impidiendo en la medida de lo posible que se manifiesten los efectos provocados por la pandemia del siglo XXI; sin embargo, el estrés sigue acechando y haciendo de las suyas, ¿estás dispuest@ a seguir siendo su víctima?

En DolceCity Madrid: Tratamientos de belleza