Martes, 17 Febrero 2009

NUESTRO CINE en la Alemania comunista

por Irene Díaz
La Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de Madrid te invita a descubrir el séptimo arte tras el telón de acero, así era nuestro cine visto por la Alemania comunista...
Bajo el título de Espacios de libertad: Los carteles de cine checos bajo el telón de acero, la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de Madrid te ofrece una exposición única que merece la pena ver.

Los Carteles de cine de la Alemania comunista, un conjunto de estampas a través de las que podrás conocer cómo era nuestro séptimo arte tras el telón de acero, una oportunidad única para comprender lo mucho que pueden cambiar las formas a causa de las apariencias.

Cartelistas de la Unión Soviética pusieron su arte y su ideología al servicio de algunas de nuestras mejores películas, no te pierdas la ocasión de ver como entendieron los rusos títulos tan emblemáticos como Tristana, Belle de Jour, El verdugo o La Regenta.

Collage, fotomontaje, ensamblaje y todo tipo de innovadoras técnicas que en el arte de la época les era imposible usar, fueron poco a poco introducidas en el país a través del mundo del cartel.

Saltándose la censura los artistas del momento recogieron las influencias del arte pop y la fotografía y las introdujeron en el mundo de la publicidad hasta conseguir una calidad realmente sorprendente en sus carteles.


La Academia de Cine en colaboración esta vez con el Centro Checo de Madrid, pone a tu disposición hasta el dieciocho de marzo una estupenda colección de estampas soviéticas hechas entre 1959 y 1989. Podrás disfrutarlas en la calle Zurbano de lunes a viernes de once de la mañana a ocho de la tarde, no hagas pereza y date un paseo por la sede, merece la pena.

Carteles de cine checos bajo el telón de acero en Academia de cine
Del 16 de febrero al 18 de marzo

La Academia de Cine ( ver plano )

Calle de Zurbano 3
Tel: 915934333
Web: www.academiadecine.com

Institución de derecho privado con personalidad jurídica propia, de talante integrador y democrático, la Academia se presenta ante la opinión pública en 1986, comenzando a desarrollar sus actividades a partir de aquel mismo momento.