Lunes, 5 Enero 2009

Mariquita Pérez y sus amigas, 1939-1960

por Irene Díaz
El Mercado Puerta Toledo abre sus puertas a todo un clásico del juguete, la muñeca por excelencia, el más famoso juguete de la posguerra española, la renombrada Mariquita Pérez, el terror de los nenes.
Más de cien muñecas de Mariquita Pérez de las que las jugueterías españolas vendían entre 1939 y 1960 se exhiben desde hoy en el Mercado Puerta Toledo de Madrid. El motivo, la celebración del primer aniversario del Mercado del Juguete Antiguo, una feria que se celebra cada sábado en el centro comercial y que cada semana que pasa acumula más adeptos.

Ahora hay un motivo más para visitar el centro, la nueva exposición de la que te hablo se llama Mariquita Pérez y sus amigas, 1939-1960 y engloba un total de más de cien muñecas de esas que todas las niñas quisieron tener y muy pocas consiguieron, es la colección completa de Consuelo Yubero, una “niña” de las más privilegiadas.

Cada una de estas muñecas costaba entre ochenta y cinco y cien pesetas, un desorbitado precio si tenemos en cuenta que un tebeo del Capitan Trueno especial de navidad sólo valía veinticinco. Niños de la época, ni se os ocurra reprocharles nada a vuestros padres, vosotros tampoco la hubieseis comprado.

No hay nada como poner algo caro para que todos lo queramos y nos convezcamos de que es lo mejor, eso lo sabía Leonor Coello de Portugal cuando encargó la fabricación de las primeras Mariquitas en el taller de Bernabé Molina, en Onil. No dejo de sorptrenderme de la cantidad de gente que se enriquece con la estupidez humana.

Los mil primeros modelos de Mariquita Pérez se vendieron como churros en Madrid y pronto la muñeca paso a formar parte indispensable del inventario de las mejores jugueterías de todas España. Hoy en día su valor es incalculable, no quiero decírtelo para que no te tires de los pelos recordando aquella que un día tiraste porque ya eras demasiado mayor...

En la muestra encontrarás también a su hermano Juanín, su mascota y todo tipo de accesorios de los que la acompañaban pero además la colección de Consuelo se completa con otras muñecas menos famosa pero igualmente queridas de los años cuarenta y cincuenta: Anita Diminuta, Mari Pepa Mendoza, Gisela y Cayetana, que fue amadrinada por la Duquesa de Alba, cuando era una niña.

Mariquita Pérez y sus amigas, 1939-1960 en Mercado Puerta Toledo
Del 3 de enero al 28 de febrero de 2009