Viernes, 12 Septiembre 2008

Visita el Castillo de la Coracera y sus alrededores

por Raquel Lozano
Madrid tiene tantos fantásticos parejes y monumentos, que la vuelta al trabajo se hace más leve si nos animamos a conocerlos. Una buena opción, los castillos y sus inmejorables alrededores
Esta época del año es bastante deprimente para muchos. A pesar de que para mucho ésta es la temperatura ideal, la tristeza que supone la vuelta de las vacaciones no nos permite disfrutar de lo positivo de estos meses.

Volvemos a la rutina, al trabajo que nos agobia, a los problemas, a la falta de tiempo libre… Los expertos recomiendan venir un par de días -o más- antes de la vuelta al trabajo para que ésta sea menos dura. Pero claro, ¿quién deja de disfrutar de unos días en la playita o visitando cualquier lugar recóndito por volver al duro asfalto de Madrid? Yo no, por supuesto. Yo empecé el día dos y volví el uno, imaginad lo que supuso ese despertador antes de las siete de la mañana. Ufffff…

Pero sí creo que hay una forma de hacer que este mes sea, por lo menos, menos duro. Disfrutar de los fines de semana y hacer diversas y variadas excursiones. Madrid tiene una naturaleza fantástica en su sierra y hay muchos monumentos que podemos visitar.

Uno de ellos es el Castillo de la Coracera que, además, se está rehabilitando para mejorar su aspecto y conservarlo. Una de sus partes más importantes es la Torre del Homenaje, y también se conservan restos de la Torre Albarrana y de la puerta original de acceso al primer recinto murado, puerta que se encuentra unida a la Torre del Homenaje mediante un puente levadizo.

Este Castillo data del segundo tercio del siglo XV y fue construido por el Condestable de Castilla, Álvaro de Luna.

Una buena excusa para tener algo que hacer el próximo sábado.