Lunes, 29 Septiembre 2008

Pen Drive Hello Kitty

por Irene Díaz
Un elemento indispensable en tu bolso ha de tener personalidad propia

Es una cucada, nunca mejor dicho. No tienes más que verlo, tal vez te de vergüenza sacarlo delante de la gente pero a tenerlo no te vas a poder resistir.

Vivía muy tranquila sin saber lo que era un pen drive, no lo voy a negar, nunca pensé necesitarlo. Había oído hablar de eso de las memoras portátiles pero yo me seguía manejando primero con disckets y más tarde con CD´s, si la ocasión lo requería tiraba de DVD´s.

Fue en la facultad cuando me hablaron por primera vez de ellos, todos nuestros profesores insistían en que nos comprásemos uno y ya que empezaban a abaratarse decidí hacerme con mi propio llavero. Ahora soy una fiel defensora de su uso, el pen drive se ha convertido en un elemento indispensable de mi bolso. Puede que no lleve Kleenex, tal vez se me haya olvidado el cacao o me deje el móvil encima de la mesa al salir pero lo que nunca falta en mi bolso es mi pen drive.

He aficionado a mi madre a todas mis amigas e incluso a la vecina, intercambiamos todas archivos como locas
, llevamos nuestros trabajos a imprimir con el llavero, enseñamos fotos, curriculums, diseños y todo tipo de archivos por ahí con el llavero, funcionamos gracias a nuestros llaveros. Perder este minúsculo aparatito sería para nosotras una tragedia griega, nuestro mundo gira en torno a él.

Apúntate a la moda, ahora son cada vez más especiales, los hay hasta de diamantes. No te hablo del último juguetito electrónico de moda, esto es tecnología realmente útil y al alcance de cualquier bolsillo. Este último de Hello Kitty tiene sólo 256 MB de capacidad, demasiado poco pero es resistente al agua, los golpes y todo tipo de vibraciones. Lo encontrarás en tiendas de informática a partir de 37,80 euros.

Pen Drive Hello Kitty en tiendas de informática