Lunes, 15 Septiembre 2008

BORA BORA, decoración asiática, filosofía oriental

por Sandra Gallastegui
Cuando uno ha vivido en Asia, hay ciertos olores y sabores que te transportan allí de inmediato. Bora Bora consiguió convertirme en turista por una mañana
Hay días en que una sale en plan lazy, de paseo, en busca de algún capricho decorativo inconcreto, con el mero afán de pasar un rato entre cosas bellas.

Pero ese no era, para nada, mi espíritu esa mañana. Un salón por decorar, un cliente muy quisquilloso, y una “dead line” que se me echaba encima, eran los causantes de un estres que me alteraba el ritmo. Mi objetivo era uno y solo uno. Un sofá de estilo inglés, e “impactante” (órdenes son órdenes).

Llevaba ya una hora trotando por las calles de Európolis en Las Rozas, con escaso éxito, cuando vi una pequeña puerta con un discreto cartel encima que decía Bora Bora. Nada más. No me sonó ni muy british ni muy sofá, la verdad, pero la promesa de un olor me atrajo hacia el interior.

Entré, y ese aroma me convirtió, de pronto, en una turista por accidente, con tal potencia, que me tuve que sentar en una silla dorada y con cristalitos. Ya no estaba en Madrid.

Bora Bora es mucho más que una tienda de muebles. Es la India, China, Mynamar o cualquier rincón de Asia en todo su esplendor. Huele a incienso de Madrás, se oyen de fondo acordes de un sitar, o un been encantador de serpientes, y sabe a té de Ceilán. Dispuestos con ese abigarramiento elegante, tan difícil de conseguir, se ven piezas únicas traídas de allende los mares. Ese tipo de lugares en los que te sientes en paz, que destilan una manera de vivir, una filosofía, que la historia de sus muebles transportarán a tu casa.


Cada mueble es una obra digna de mención. Desde inmensas bibliotecas decoradas con metales y piedras exquisitas, hasta pequeñas cajas del Rajasthan, todo es diferente. Mesitas de madera con incrustaciones de cobre, divanes para soñar, espejos antiguos y evocadores, tapices que aunque no vuelan, te transportan, marionetas multicolores, cestos llenos de pequeños detalles decorativos, grandes y plácidos budas…….Me pasé media mañana acariciando muebles embelesada.

El quisquilloso, tras unos minutos en shock, aceptó encantado que su ansiado sofá inglés se había convertido en una cama hindú antigua, llena de cojines de seda. “Impactante” quedó, desde luego.

En DolceCity Madrid: Bora Bora

Bora Bora ( ver plano )

Calle de Londres 19
Tel: 916376346
Web:

Bora Bora es mucho más que una tienda de muebles. Es la India, China, Mynamar o cualquier rincón de Asia en todo su esplendor. Cada mueble es una obra digna de mención. Desde inmensas bibliotecas hasta pequeñas cajas todo es diferente.