Lunes, 9 Junio 2008

BALDA, especial complementos de cocina

por Sandra Gallastegui
El llevar una vida como la mía, persiguiendo a mi marido a lo largo y ancho del extenso mundo, tiene un inconveniente, tu vida profesional deja de existir. Pero tiene una ventaja maravillosa, tienes todo tu tiempo para aprender cosas interesantísimas allá donde te encuentres. De resultas de estos diez años de “dolce far niente” he coleccionado un ramillete de habilidades la mar de curiosas: se pintar nubes en el techo de las habitaciones, volver de mármol una pared, poner laca china sobre cualquier mueble, poner pan de oro, pintar al óleo, pintar acuarelas, hacer jerseys, punto de cruz, petit point, diseño de joyería, engarzado de perlas, encuadernado de libros, papel artesano, papel maché.....y otras muchas cosas.

De todos mis hobbies, el que más gusta a mi familia, por motivos totalmente egoístas, es mi pasión por la cocina. Todos los días Etienne, Max y yo tenemos un ritual. Hacia las seis de la tarde nos vamos a la cocina, ellos se sientan en la isla con dos vasos de zumo y yo me pongo el delantal, una copita de vino blanco y música.
Y entre los tres preparamos la cena. 

Todo lo referente a la cocina me encanta, y aunque el aspecto de la mía es muy rústico y antiguo, los electrodomésticos y los accesorios me gustan que sean lo más vanguardistas posibles. De ahí mi sorpresa cuando el otro día fui a BALDA a por un taburete, y salí llena de pinzas para la carne, afiladores de cuchillos y espumaderas ergonómicas.

BALDA tiene una de las selecciones más exquisitas y bien pensadas que conozco en menaje de cocina. No es de las más extensas, pero si muy selectiva y con las mejores marcas y diseñadores. Eva Solo(a la que más adelante dedicaré un monográfico), Pulltex, Drosselmeyer o Faces de Ferrán Adriá brillan entre otros de igual relevancia.

De Pulltex, empresa líder en accesorios para el vino, me ha llamado la atención el sacacorchos PullParrot, uno de los más usados del mundo con un sistema de doble palanca que te permite sacar el corcho en dos tiempos y de manera limpia y sus marcadores de copas. El famoso cascanueces de Drosselmeyer también me ha parecido bello y practico. Es el único que te devuelve una nuez perfecta y sin romper. Su lema, una célebre frase de JW Von Goethe “El Señor habrá creado las nueces, pero todavía hay que cascarlas” me parece brillante. De Eva Solo destacar su barbacoa portátil, porque es tan vanguardista que da pena usarla. Y de Faces destacar 7Bowles, donde se puede mezclar, emulsionar, batir, escurrir, presentar, servir...y apilados ocupan muy poco.

BALDA, afortunadamente, su buen gusto y buen hacer va más allá de los muebles.

En DolceCity Madrid: Balda

Balda ( ver plano )

Principe de Vergara, 116
Tel: 915623304
Web: www.balda.es

Muebles que tradicionalmente se han considerado auxiliares o funcionales, adquieren hoy mucho más valor estético y decorativo. Piezas que por sus diseños, encajan a la perfección en diferentes ambientes o estilos. Harán de su casa un verdadero hogar.