Viernes, 23 Mayo 2008

BLANC D'IVOIRE, el estilo provenzal antiguo reinventado

por Sandra Gallastegui
Una de las casas más bellas que yo he visto en mi vida está en la Provenza. Sus propietarios Claudine y Antoine compraron una vieja casona de piedra derruida y durante diez años se dedicaron a rescatar materiales, construir con técnicas antiguas y a rememorar el pasado esplendoroso de este lugar. Recuerdo la llegada, el primer día, como algo mágico. Primero la vimos a lo lejos, sola y rodeada de girasoles, sin más compañía que una higuera centenaria y unos cuantos albaricoqueros, tan cargados de fruta que casi parecían enormes bolas amarillas. Al ir llegando y comprobar que la cercanía le sentaba muy bien, comenzamos a descubrir detalles increíbles, como un rincón de lectura dentro de la higuera, restos de estatuas tumbadas por el jardín o unas vistas que quitaban el hipo. Pero para mí, como amante de la decoración, fue el interior lo que me trasladó a un estado de ánimo jovial, relajado y curioso para el resto de mi estancia. Todo era elegante con sus dosis justas de blancos y grises, de maderas pintadas y mimbres de objetos antiguos y enormes vacíos. Era para mí, la casa perfecta.


Su dueña me contó que aunque había muchos muebles y objetos antiguos pertenecientes a su familia, contó con la firma francesa BLANC D'IVOIRE para terminar de adquirir los objetos que faltaban y el resto del equipamiento. A partir de entonces esta marca ha sido fundamental en los continuos cambios que experimenta mi casa en pos de conseguir el equilibrio visual.


El universo BLANC D'IVOIRE se descubre a lo largo de diferentes momentos de la historia ya que son colecciones inspiradas en el encanto de lo antiguo, reeditadas y adaptadas a la modernidad actual, y pasando a formar parte de nuestras vidas.

Su ropa de casa, tanto para la cama, baño o mesa, fresca y elegante, sus colecciones para el salón con los materiales más buscados, su arte en la mesa con la loza más exquisita, los accesorios, los encantadores muebles auxiliares....todo ha sido creado para dar un sentido al interior de nuestro hogar, para reflejar una vida chic y sofisticada tanto en las casa de campo como en las más cosmopolitas.

La alianza entre lo antiguo y lo moderno, entre las estructuras simples y el encanto, han construido la elegancia de BLANC D'IVOIRE. La armonía en sus colecciones, la calidad sin igual de sus materiales, la riqueza y precisión de los acabados, junto a la continua búsqueda de lo nuevo, han hecho de esta firma un referente en el mundo de la alta decoración.

BLANC D'IVOIRE, un concepto de vida con todos los detalles, para mimar tu mundo.

BLANC D'IVOIRE de venta en BLANC DE PROVENCE